Error: Embedded data could not be displayed.

Cachorros de Yaguareté, tienen nombres Aramí y Mbareté

Los pequeños cahorros de yaguareté que nacieron hace tres meses en el Centro Experimental de Cría de Yaguaretés (CECY), ya tienen nombre, Aramí (cielito) y Mbareté (fuerte) fueron los seleccionados. Son hijitos de Tania y Chiqui, y las primeras crías de esta especie que buscan recuperar en la zona de Iberá.

Fueron elegidos entre 20 nombres con la participación de chicos de escuelas rurales de la zona.

Desde Conservation Land Trust (CTL), dieron a conocer un artículo en el cuál difunden el destacado proceso:

“El mundo que soñamos en CLT es uno donde los ambientes naturales recuperan sus atributos originales, integrando a las comunidades humanas y no humanas en una relación de armonía y prosperidad. En esta visión todas las características de los ecosistemas cobran igual relevancia, pues cada una resulta esencial para alcanzar un sistema funcional, sano. La belleza es intrínseca a todas sus partes, en la misma medida que lo son la energía, la fuerza y la resiliencia que propulsan la vida y le dan sentido a nuestra existencia.

Así, el cielo en un amanecer del Iberá es tan único y subyugador como la energía vital del sol que asoma. Esta apreciación de la belleza en todas sus formas es común a todos los ibereños e ibereñas, quienes propusieron en una primera vuelta los nombres en guaraní, su lengua, y que luego el mundo eligió para la nueva generación de Yaguaretés Correntinos. Arami y Mbareté, “cielito” y “fuerte” son los nombres de los cahorros de yaguareté que hoy crecen en San Alonso, en el corazón del Iberá. Arami y
Mbareté son los nombres que quedarán grabados en la historia de Corrientes, una vez que ellos vivan libres en su hábitat natural. Este nuevo capítulo tiene ahora un nombre —¡o dos!— afianzando aún más el extenso programa de Rewilding que lleva a cabo CLT Argentina, con el apoyo de gobiernos, instituciones, empresas y personas, y mediante el cual se están reintroduciendo 7 especies nativas que se habían extinguido.
Los nombres fueron revelados el 6 de septiembre de 2018, día que marca el tercer mes de vida de los cachorros, por el gobernador de la provincia, Gustavo Valdes, junto a Kris Tompkins, co fundadora de Tompkins Conservation, el senador Sergio Flinta y el equipo de CLT, en un acto que da cuenta del invaluable apoyo del gobierno provincial en el camino hacia la libertad de los nuevos guardianes de nuestros esteros. Kris Tompkins expresó: “Estoy emocionada por ver dónde hemos llegado desde
nuestros comienzos en 1997, gracias a la visión de Doug y el trabajo de un equipo profesional de la mejor calidad posible. Quizás no es visible desde aquí, pero les aseguro que hoy Iberá es un modelo de conservación bien posicionado globalmente, un proyecto de escala inmensa, realmente único en el mundo.”
En palabras del senador Sergio Flinta: “Hoy estamos festejando el nacimiento de estos cachorros de yaguaretés, un emblema de la visión que nos dejó Doug Tompkins, y que gracias al trabajo en conjunto que estamos realizando en Corrientes, tendrá continuidad en el tiempo. Creo que hoy comienza una nueva etapa, que tiene que ver con promocionar los Esteros, promocionar Corrientes, un destino turístico de envergadura. Doug nos enseñó a preservar el ambiente, una cultura que a su vez es  una responsabilidad que tenemos todos, en beneficio de los correntinos. Se fue el
visionario, pero continúa la visión.”
Arami y Mbareté hoy ya exploran una muestra de lo que será su futuro hogar, junto a Tania, su madre, quien demuestra a diario su bravura, fuerza y belleza puras en las enseñanzas a sus crías para que aprendan a vivir libres. Estos dos cachorros serán trasladados al corral de presuelta de 30 hectáreas, antes de vivir en libertad, aproximadamente a los dos años de edad. Una vez allí compartirán hogar junto a otros nuevos ejemplares de osos hormigueros, de tapires, de pecaríes, de venados de
las pampas; demostrando el renacer de un Iberá que recupera el espectáculo de la vida natural que supo tener años atrás.

Un mundo próspero es únicamente posible cuando sus ecosistemas se encuentran completos, en una próxima economía basada en la producción de naturaleza. Una naturaleza vibrante, pública, protegida por ley y en beneficio de todas sus comunidades.

Compartir

Déjanos tu comentario