Error: Embedded data could not be displayed.

Canecin: “Los goyanos seguimos mirando para otro lado”

Reclamo un mayor compromiso y pidió hacerse “cargo” porque: “los goyanos seguimos mirando para otro lado. Es impresionante como está la droga instalada en nuestros barrios”. “Se nos están matando nuestros jóvenes, en la conducta vial y somos espectadores de la muerte” dijo.

Monseñor Canecin, centro su homilía en el Evangelio del domingo, según san Marcos donde “hemos escuchado el pasaje de la curación de Bartimeo, el ciego de Jericó” alguien a quien Jesús curo “transformando totalmente la vida”
“Jesucristo es el único camino que nos lleva al Padre, porque nadie va al Padre sino es por Jesús” explico el Obispo y añadió que es “un camino, estrecho, angosto y en forma de cruz” remarcando que “Él es el mismo ayer, hoy y siempre”.
Más adelante en su predicación destaco las palabras pronunciada por el papa Francisco al presidir la misa de clausura de la XV Asamblea General Ordinaria del Sínodo de los Obispos dedicado al tema de los jóvenes, la fe y el discernimiento vocacional.
Monseñor Adolfo Canecin, dijo que escucho la homilía del Santo Padre, cuando “muy temprano viajaba por el interior de la diócesis”. Dijo que el pontífice pidió “tener actitudes de escucha, acompañamiento y testimonio”.

EN CAMINO
Relato el obispo que el pasaje muestra a “un Jesús en camino” porque “rápidamente se encamino hacia Jerusalén, él sabía lo que le esperaba y en el camino iban los discípulos y entre la multitud se escuchan clamores”.
“¿Cuántos gritos escuchamos hoy?” -preguntó el prelado- y añadió: “Hoy escuchamos los clamores (gritos) de la pobreza que a veces incomoda, la droga dependencia que creció, la violencia, la inseguridad, esos, son los clamores que brotan de la sociedad de hoy” sostuvo.
Dijo que luego: “a veces nosotros desde las estructuras eclesiales queremos hacer callar a tantos clamores que nos llegan y, a hasta a veces somos impedimentos para abrir la puerta a los jóvenes”.
Continuo que al finalizar el Sínodo de los Jóvenes “ahora comienza la tarea” con los jóvenes y aclaro que “escuchar no es lo mismo que oír, sino que tenemos que involucrarnos con la mente y el corazón. Mirar a los ojos y escuchar, esa es la primera actitud que brota del evangelio” del domingo.
“Jesucristo nunca pasa de largo y Dios representado en su Hijo nunca paso de largo” por eso recomendó: “un discípulo de Jesucristo siempre tiene que detenerse y escuchar el clamor de los demás” expreso.
Insistió que “el discípulo de Jesucristo no puede hacer caso omiso al grito del hermano o hermana, sea quien fuere y, si nos sentimos impotentes o incapaces, lo mismo tenemos que escuchar porque alguien tendrá respuesta a esos clamores”.
Recordó que “lo querían hacer callar a Jesús” y reflexiono luego, “cuantas veces se quieren hacer callar los gritos, cuando son disonantes y no son de los nuestros” al tiempo que reconoció “a veces, hasta los curas a veces queremos hacer callar a los laicos o consagradas, pero miremos a Jesucristo que no actuó de esa manera” aconsejo.
“Tengamos siempre una actitud de escucha en todas las edades de la vida” fue la idea principal de su mensaje.
Añadió: “Hermanos, necesitamos una nueva pastoral en la Iglesia, que es la pastoral de la escucha, porque la gente tiene muchas cosas para contar y decir, pero a veces no hacemos el tiempo para escuchar, tenemos tiempo para el wasap, para escuchar audios y ver videos, pero a la persona concreta no lo escuchamos”.
Resalto que “Jesucristo se detuvo y escucho”, porque el “nada le fue diferente y nunca paso de largo, como buen samaritano se detuvo a escuchar a quien estaba al borde del camino”..
Haciendo referencia a la actualidad, el obispo expreso: “¿Cuántos clamores brotan? ¿Cuántos gritos como los de Bartimeo?. ¡Cuánta gente no tiene hoy la contención que necesita, clama, y grita reclamado contención”!
Hizo propia las palabras del Papa Francisco: “¡Qué importante es para nosotros escuchar la vida!”, exclamó. Escuchar “el grito del que pide ayuda”.

CULTURA DE HOY
Señaló también que “estar al borde del camino es sinónimo de marginalidad y de abandono, sinónimo de ser descartable que es propio de la cultura de hoy que quiere descartar a todos y quiere dejar algunos seleccionados genéticamente”.
Propuso una “actitud de escucha”, primero a Dios que “me habla en la Palabra, la conciencia y en la realidad, Dios que me habla en el silencio”.
En segundo lugar, Monseñor Adolfo Canecin, recordó que el pontífice habló sobre el acompañamiento en el camino de la fe, es decir, “hacerse prójimos”.

PROJIMO
Canecin dijo que “la segunda actitud que brota del evangelio es la proximidad, porque Jesús se hizo próximo” entonces ánimo “preguntémonos ¿quién es mi prójimo?” y añadió “yo mismo tengo que hacerme próximo a mis hermanos: Jesús se hizo cargo del que estaba al borde del camino”.
En esa línea llamo a “organizarnos” en la Iglesia diocesana, por ejemplo “a tener una Cáritas en serio para asumir tantas situaciones de pobreza, una pastoral social”.
“Yo desde que llegue estoy bregando por la Pastoral Social en la Diócesis de Goya y, hace cuatro años que no consigo armar, porque el Evangelio nos pide hoy repercusión concreta de vivir la pastoral”, reclamo.
Expreso luego que “Jesús, al igual que Bartimeo nos pregunta ´ ¿Qué quieres que hagas por ti?.

DROGA Y ACCIDENTES
“Escuchemos los clamores de los jóvenes con el flagelo de la droga en esta ciudad de Goya” y denuncio, “los ´goyanos´ seguimos mirando para otro lado”, porque es “impresionante como está la droga instalada en nuestros barrios, no tenemos una pastoral de las adicciones organizada” dijo el Obispo.
“Se nos están matando nuestros jóvenes, en la conducta vial somos espectadores de la muerte: los jóvenes hacen ´avioncito´ en las motos y sin luces, corren decenas y decenas de motociclistas en las rutas y a mí me toco cruzarlos varias veces” relato y en ese sentido destaco que en el departamento de Lavalle “ya estamos abordando esta problemática vial” y abogo “qué bueno sería que también en este departamento de Goya articulemos acciones desde el ámbito municipal, la Iglesia y con otras religiones para dar respuesta a los desafíos que nos superan”.
Llamo a: “Hacernos cargos y no seguir mirando para otro lado” y no ser “espectadores del que se drogó o se mató” porque “Jesucristo no actuó así”.
El tercer eje es testimoniar, recordó que el Papa dijo: “No es cristiano esperar que los hermanos que están en busca llamen a nuestras puertas; tendremos que ir donde están ellos, no llevándonos a nosotros mismos, sino a Jesús”.-

Compartir

Déjanos tu comentario