Error: Embedded data could not be displayed.

piqueteros intentarán cortar la Avenida 9 de Julio

Por reclamo de planes  “tiempo indeterminado”

Lo resolvieron tras una negociación que fracasó en Desarrollo Social. Será el debut de Santilli como responsable de impedir los piquetes en la Ciudad.

El mes de diciembre comienza a tomar temperatura para el gobierno de Mauricio Macri. El presidente, quien el lunes último habló en el canal TN de “la amenaza de los diciembres” tendrá este miércoles una primera muestra por parte de los grupos piqueteros más hostiles.

Pero para Macri, así como para su ministra de Desarrollo Social, Carolina Stanley, el hecho no es novedoso: apenas asumido el gobierno de Cambiemos, un corte salvaje de la Avenida 9 de Julio fue efectuado por el Polo Obrero y puso rápidamente a prueba a los flamantes funcionarios del área social.

Ese acampe con corte de la principal arteria porteña sucedió, otra vez, en diciembre de 2017, con una medida que clausuró la 9 de Julio durante 16 horas. Ahora, en medio del debate por los piquetes en el seno de Cambiemos y los cambios en la conducción de la Policía de la Ciudad de Buenos Aires, el Polo Obrero vuelve a la acción junto a varias organizaciones sociales.

Este martes, funcionarios de la ministra Stanley recibieron a Eduardo “El Tano” Belliboni, principal referente del Polo Obrero, brazo social del Partido Obrero que orientan Jorge Altamira y Néstor Pitrola. La reunión con el subsecretario de Abordaje Territorial del Ministerio de Salud y Desarrollo Social, Fernando Reggio, fue en términos duros: “Fueron prepotentes y extorsivos”, fue la síntesis que le transmitieron a la ministra.

El pedido del Polo Obrero fue de otorgamiento de más planes sociales y de más alimentos para comedores y merenderos. El pedido de Belliboni fue acompañado por varias organizaciones sociales de menor peso: “MTR VOTAMOS LUCHAR”, “MTR 12 de ABRIL”, COTEL, Bloque Piquetero Nacional, Trabajadores Organizados para la Revolución, Agrupación Armando Conciencias, Resistencia de Unidad Popular; OTL (Organización de Trabajadores), Movimiento Teresa Rodríguez, Organización Clasista revolucionaria y el dividido Movimiento Barrios de Pie.

Esta protesta, que causaría un serio problema desde el mediodía en el centro porteño, significará el debut en la acción de Diego Santilli como responsable de la seguridad de la Ciudad, en medio de la polémica entre el presidente Macri y Horacio Rodríguez Larreta con el manejo de los piquetes.

Santilli dijo ya a los suyos que “vamos a actuar, con racionalidad” y permitiendo la circulación del Metrobus.

Silvia Saravia, Coordinadora Nacional de Barrios de Pie -escindidos de Daniel Menéndez y Victoria Donda-, dijo a Clarín que “hemos pedido ampliar los programas o planes sociales que ya existen pues son insuficientes”. Reconoció que el Gobierno “ha hecho un aumento de los alimentos para los comedores pero no alcanzan y por eso, pedimos que amplíen ambas cosas”.

O sea planes y más fondos a comedores manejados por esas organizaciones- Por eso, la “Jornada nacional de lucha por una Navidad sin hambre, contra el ajuste y por trabajo genuino” y tiene horarios concretos: a las 13, la concentración de las agrupaciones será en el Obelisco y en Constitución y luego, marcharán hacia el Ministerio de Desarrollo Social de la Nación.

El acampe promete ser “sin fecha de finalización concreta”, según los organizadores pues la condición de levantar la medida es que Carolina Stanley los reciba. Pero eso no sucederá: “No estoy dispuesta a ceder a la extorsión”, les dijo a quienes negocian en su ministerio como Carlos Pedrini,su secretario de Articulación de Política Social.

Esta vez, no serán parte de la protesta la CTEP de Juan Grabois, el Movimiento Evita de Emilio Pérsico y Fernando “Chino” Navarro, la CCC de Juan Carlos Alderete y parte de Barrios de Pie, de Daniel Menéndez. Quienes marchan hoy los acusan de “dialoguistas” en virtud de haber conseguido planes y programas para sus seguidores.

En esas fuerzas niegan eso pero sí remarcan que ante el escenario de fin de año -siempre conflictivo-, lo mejor es aportar paz social y no protestas que se puedan ir de madre.

Compartir

Déjanos tu comentario