Error: Embedded data could not be displayed.

Insólito accidente en Santa Fe

Una viga de madera atravesó el parabrisas de un auto en marcha y apenas golpeó al conductor

El parante cayó de una obra en construcción y se incrustó en el vehículo pero nadie salió herido

Un hombre salvó su vida este miércoles por la tarde tras un increíble accidente, que podría haber sido trágico, en la ciudad de Santa Fe.

Todo ocurrió pasadas las 18 cuando Federico Talin salió de su trabajo y comenzó a circular en su Peugeot 208 blanco por la calle Rivadavia. Al llegar al cruce entre las calles Obispo Gelabert y Boulevard sucedió lo inesperado.

En ese momento, una viga de madera de una obra en construcción se desprendió y atravesó el parabrisas, incrustándose en el vehículo a centímetros de su cuerpo y golpeándolo nada más que levemente en la pierna.

“Iba manejando tranquilo y me cayó el parante de arriba. Me entró por el parabrisas, me dio en la pierna y quedó entre mi cuerpo y la palanca de cambios”, relató Talin al diario Uno de Santa Fe.

Todavía sorprendido y confundido, Federico siguió conduciendo unos metros porque el semáforo estaba en verde y, cuando se detuvo, otros automovilistas lo ayudaron a sacar la viga.”20 centímetros más y me rompía la cabeza, tuve suerte”, expresó.

El conductor dijo estar seguro de que la madera provenía de esa obra y relató que a esa hora estaba lloviznando y había comenzado a soplar un viento que igualmente no tan fuerte como para hacer volar una viga.

“Podría haber sido una tragedia. Es de una irresponsabilidad enorme”, reflexionó Federico, que tras el accidente llamó al 911 y radicó una denuncia en la comisaría N°3. “Podría haber matado a alguien. Podría haber sido yo, o alguien que pasaba en moto, o un bebé en un cochecito. Podría haber sido realmente un desastre”.

Compartir

Déjanos tu comentario