Error: Embedded data could not be displayed.

Luli Salazar llevó a Matilda a conocer Disney

Mientras Martín Redrado veranea en Punta con la nueva «Lulú»

Miles de kilómetros separan a la expareja, que vivió un escandaloso 2018 entre «brujerías» y rumores de paternidad oculta.

Ya no quedan dudas de que Luciana Salazar y Martín Redrado pasaron la página de su historia de amor. La prueba son los miles de kilómetros que los separan en sus vacaciones de verano: la rubia eligió Estados Unidos mientras que el economista se instaló en Punta del Este.

Luli llegó al país del norte el último día de diciembre con su pequeña Matilda, 1. La niña es la compañía oficial, ya que no está claro si hay alguien más que integra la comitiva viajera. Se habló de un poderoso empresario que sería el nuevo interés romántico de Luciana y quien habría organizado el paseo. Por ahora, solo trascendidos.

Las chicas visitaron Las Vegas, San Francisco y llegaron a Los Ángeles, donde hacen base en un lujoso hotel de Beverly Hills. Luli aprovechó la ocasión para que Matilda tenga su primer encuentro con Mickey Mouse y la llevó a Disneyland, ubicado en Anaheim, a 40 minutos del barrio de los famosos. Se trata del primer parque de atracciones que inauguró la compañía y que todavía se mantiene vigente. La sede más famosa en la actualidad es la de Orlando, Florida.

Matilda se divirtió en la casita de Mickey y después posó con Minnie. ¿El detalle? Luli no abandonó su look y recorrió el parque con mucho glam.

Mientras tanto, en la otra punta del continente, Martín Redrado disfrutaba de las playas de Punta del Este acompañado de otra Luli. Después de meses de rumores, el economista se animó a mostrarse con Lulú Sanguinetti, una empresaria turística.

El dato que sigue enfurecerá a Salazar: la nueva Luli ya consiguió el visto bueno de los hijos de Martín, Tomás y Martina, y de hecho, los chicos también están en Punta con los novios. «Luli pop», en cambio, siempre padeció la relación con sus «hijastros», que según ella, le hicieron la vida imposible.

El verano en Punta había sido uno de los puntos de discordia entre los exnovios. En octubre, Luciana estalló en Twitter y contó que Redrado había alquilado una mansión en Uruguay mientras que en privado le reclamaba a ella por arruinarle negocios con su exposición.

«Basta, basta de torturarme y castigarnos. Me quemaste la cabeza todo este tiempo que las cosas profesionalmente te va mal por mi culpa, que perdiste trabajos y por atrás me entero que estás pensando en alquilar o alquilaste ya una mansión en Punta del Este. Basta de este psicopateo», escribió en aquel entonces la mediática.

Compartir

Déjanos tu comentario