Error: Embedded data could not be displayed.

Exreina de belleza mató a su marido

Por estar insatisfecha sexualmente

 

En Puerto Rico la conocen como la “viuda negra”. Además, la Justicia aseguró que ella buscaba quedarse con una herencia millonaria. La mujer fue extraditada desde España. En el asesinato participó su hermana y su cuñado.

Áurea Vázquez Rijos, la exreina de la belleza puertorriqueña conocida como la “viuda negra”, fue sentenciada a cadena perpetua por su implicación en el asesinato de su marido, el empresario canadiense Adam Anhang

Según reveló la Justicia, el objetivo del crimen era quedarse con una millonaria herencia. Sin embargo, en el momento en que ella defendió su inocencia ante la corte aseguró que su esposo “tenía un micropene”, de lo que solo se enteró -según dijo- tras contraer matrimonio.

“Yo soy inocente y el tiempo lo dirá”, afirmó la mujer.

El juez del Tribunal federal de San Juan Daniel Domínguez hizo pública la condena a cárcel de por vida para Vázquez Rijos, que junto a su hermana, Marcia, y el exmarido de ésta, José Ferrer Sosa, contrataron a Alex Pabón Colón para matar a Anhang.

El autor material del crimen confesó en el juicio celebrado hace unos meses cometió el asesinato por encargo de los tres acusados. Colón apuñaló mortalmente al empresario en una calle del Viejo San Juan de la capital puertorriqueña el 22 de septiembre de 2005.

La condena pone fin a un caso que durante meses copó las portadas de la prensa local y que supuso, además, un trabajo de inteligencia de las autoridades puertorriqueñas para lograr la extradición de Vázquez desde España.

Las autoridades policiales hicieron creer a la exreina de belleza, que se encontraba en Italia, que en España haría de guía turística, aunque en realidad se trató de una forma de atraerla a ese país, que cuenta con tratado de extradición con Estados Unidos. Fue detenida el 30 de junio de 2013 en el aeropuerto de Madrid.

La abogada de Vázquez, Lydia Lizarríbar, mostró su rechazo a la pena de cadena perpetua, además de resaltar las consecuencias que esa condena tendrá para los hijos de su defendida.

El fiscal federal José Ruiz dijo que este no es el caso de una maltratada por su marido, sino el de una mujer que quería ver muerto a su esposo para quedarse con 8 millones de dólares.

Durante el juicio, la Fiscalía señaló que los tres implicados conspiraron para el asesinato del empresario canadiense, con el objetivo de cobrar un tercio de la fortuna de Anhang, estimada en 24 millones de dólares, tal y como estaba establecido en el contrato matrimonial que firmaron.

El empresario fue asesinado el 22 de septiembre de 2005 en la capital puertorriqueña, desde donde poco después Vázquez Rijos huyó a Italia antes de ser acusada por un jurado federal el 4 de junio de 2008.

Gentileza: Radio Sudamericana

Compartir

Déjanos tu comentario