Error: Embedded data could not be displayed.

90.000 militares a cargo de la seguridad de las PASO

Usarán 5.100 vehículos, 6 helicópteros, un Hércules y hasta 44 mulas para vigilar 15.000 sitios de votación.

A nivel interno se dice que por su magnitud esta es la mayor operación en tiempos de paz. Más de 90.000 efectivos de las fuerzas federales custodiarán el domingo 11 el normal desarrollo de las elecciones Primarias, Abiertas, Simultáneas y Obligatorias (PASO): actuarán militares de Ejército, Marina y Fuerza Aérea; uniformados de todas las fuerzas de seguridad y de las policías provinciales.

La cifra se replicará en las elecciones presidenciales del 27 de octubre y, eventualmente, en la segunda vuelta de noviembre. Estarán bajo el mando del jefe del Comando Operacional de las Fuerzas Armadas, general de división Carlos Pérez Aquino.

Jefe del Comando desde 2016, Pérez Aquino dispuso que para las elecciones en todo el país deberán estar disponibles un avión Hércules C-130; seis helicópteros; más de 5.100 vehículos -algunos propios y otros contratados-; más cuatro embarcaciones de las Fuerzas Armadas y de Seguridad, y 44 mulas. La presencia de los animales tiene incluso su explicación porque los efectivos deberán custodiar la votación en las zonas más remotas de los cuatro puntos cardinales del país, por ejemplo en Molulo, Jujuy, adonde no hay caminos para llegar en rodados.

Desde este jueves además, por disposición de Perez Aquino, se comenzarán a desplazar los efectivos federales a ocupar sus puestos en los 24 distritos electorales del país, distribuidos en casi 15.000 locales de votación. Allí estarán las mesas receptoras de votos que por primera vez estarán conectadas de manera electrónica a un procesamiento de datos que concentrará el Correo Central en el recuento, y que, independientemente de la polémica montada alrededor de la empresa Smartmatic, serán estrictamente vigilados por los uniformados.

El general explicó a este diario que los efectivos militares y de seguridad tendrán la vigilancia de las sedes de los juzgados federales con competencia electoral y las juntas nacionales de cada distrito, así como la custodia de las urnas, la documentación durante su transporte,  hasta la finalización del escrutinio definitivo de cada distrito.

Este Comando Operacional depende del Estado Mayor Conjunto de las Fuerzas Armadas, que a su vez conduce Bari del Valle Sosa. Y es el responsable de conducir todas las operaciones de las fuerzas de paz.

La operación es como en otras fijadas por el Ejecutivo, como la Operación Norte -el Ejército en la Frontera, que si bien se enmarca en las nueva doctrina sancionada por el gobierno de Mauricio Macri, deberá cumplir con las otras leyes como no violar la ley de seguridad interior. Es decir, por ejemplo, los militares sólo estarán dentro de los establecimientos de votación para hacer cumplir la ley. Y en la calle, la fuerza de seguridad local.

Los 90.000 efectivos estarán armados, pero se guiarán estrictamente por las leyes vigentes y actuarán sólo bajo el marco de lo que se consideren delitos electorales. Y se dividen así: 45.000 serán de fuerzas armadas y fuerzas de seguridad; los otros 45.000 serán de las policías provinciales, 10.000 de ellos en provincia de Buenos Aires y 6.300 de CABA.

Perez Aquino montó el Comando Operacional en el séptimo piso del  Ministerio de Defensa, donde actúan oficiales y suboficiales de todas las fuerzas que van a estar conectados por un sistema electrónico que desarrolló la propia fuerza militar.

«La misión es generar un entorno de confianza y seguridad que permita la votación con normalidad», manifestó Perez Aquino. Un comando de ciberdefensa protege los sistemas. Y hay un sistema nuevo que se incorporó este año. Este comando electoral hace el planeamiento, el seguimiento, y la coordinación en todos los niveles. Cada comandante de distrito deberá estar en contacto con el juez, con las autoridades electorales del correo, con las fuerzas de seguridad y las fuerzas de apoyo.

«Fiscalizamos la entrada a las escuelas, con pulsera. Antes era la custodia de la urna más la custodia del telegrama, ahora es la custodia también de los telegramas porque se transmiten en forma electrónica. «Damos la seguridad al correo para que se realice las transmisión del telegrama. También se controla el voto penitenciario de quien esté detenido y en condición de votar», señalaron los militares.

Al mismo tiempo, se conoció esta semana, en esta elección habrá para quienes estén asignados a las elecciones un cambio radical en su propia votación.

La implementación del Voto Comando, el sistema que permite a los integrantes de las fuerzas de Seguridad y de las Fuerzas Armadas votar este domingo en los lugares en los que se encuentren para cumplir con las tareas para las que fueron designados. Estarán habilitados para votar en las PASO 40.000 miembros de las Fuerzas Armadas y 12.000 de las fuerzas de seguridad, que ejerzan servicio lejos de su domicilio.

Hasta el momento, los miembros de las Fuerzas Armadas, Fuerzas Federales y Fuerzas Provinciales no podían votar si eran designados los días de la elección en lugares lejanos a los que figuran en sus DNI.

Compartir

Déjanos tu comentario