Héctor Rossi, el histórico locutor de Intrusos

166

“Luis Ventura nunca se tendría que haber ido”

Fue la voz del programa durante 13 años, vivió los escándalos más resonantes de la farándula y, en medio del éxito, decidió pegar un portazo. En una entrevista con TN Show, el exintegrante del ciclo repasó anécdotas inolvidables, habló de su relación con Jorge Rial y opinó de sus excompañeros.

El 1 enero de 2001, Intrusos debutó la televisión con la conducción de Jorge Rial y una panel conformado por Luis Ventura, Viviana Canosa, Marcela Coronel y Sergio Company. El ciclo no tardó en convertirse en el lugar favorito de los famosos y una marca registrada que se consolidó en la pantalla chica. El camino lo había marcado en los años 90′ Lucho Avilés con el mítico Indiscreciones.

Con el correr de los años, el programa se fue transformando, cambiaron los integrantes y se aggiornaron a los tiempos actuales. Para celebrar la temporada número 20, Rial prometió convocar a todos sus excompañeros. “Vendrán en la medida que puedan y que quieran. Las puertas están abiertas”, anticipó el periodista.

Héctor Rossi fue durante 13 años la voz en off de Intrusos y vivió de cerca las peleas, los escándalos y las bombas del ciclo. En 2017, después de lograr un lugar propio, decidió dar un paso al costado. En una entrevista con TN Show, recordó cómo fue su incursión en el programa, mencionó algunas historias del detrás de escena, contó cómo imagina la fiesta por las dos décadas al aire y opinó del enfrentamiento entre Rial y Luis Ventura.

– ¿Cómo fue tu llegada al equipo?

– En 2003 me llamaron para trabajar en Dale Georgina. En ese entonces, me acuerdo que era locutor de Radio Mitre. Estaba en un programa que se llamaba El Show de Boca, que iba a la medianoche. Armé un reel y lo repartí en distintos canales. Me llamaron al toque de América para sumarme al programa de Georgina Barbarossa.

Intrusos ya estaba al aire. El locutor era Claudio Orellano, que -ese mismo año- presentó su renuncia. La producción hice un casting para buscar un reemplazo, pero a Rial nadie le cerraba. En el canal deciden levantar el programa de Georgina. Yo me quedo sin trabajo y un productor amigo, Gustavo Hoyle, me comenta que necesitaban conseguir un reemplazo para Orellano. Me presenté y quedé. Eso fue en diciembre de 2003. Al año siguiente, arranqué en Intrusos, que por primera vez iba en el horario nocturno.

– ¿Cómo fue el vínculo con Rial?

– Cuando arranqué yo no lo conocía. Me lo presentaron el primer día y tuvimos muy buena onda de entrada. A mí se me ocurrió anunciarlo con un tono como en una pelea de boxeo. Eso le encantó. Me acuerdo que enseguida me hizo un chiste, yo se la seguí y, desde ese momento, tuvimos mucha complicidad. Fue muy generoso porque le dijo a la producción ‘quiero que tenga siempre le micrófono abierto’. Yo eso lo capitalicé y le puse una cuota de humor al programa.

¿Qué momentos recordás más del programa?

– Se me viene a la mente un día que estaba Carmen Barbieri de invitada. Faltaban 40 minutos para terminar y algo dijo Luis Ventura que no le gustó, se enojó y dijo que se quería ir. Se empezó a sacar el micrófono y se dirigió a la salida del canal. Ahí, yo le digo ‘Carmen, no te vayas, esperá y nos vamos todos’. Rial estalló de la risa, pero ella se ofendió y se fue furiosa, mientras la cámara la seguía… era todo un gran reality.

Otra escena que se me viene a la mente es una vez que estuvo Graciela Alfano. Ella estaba hablando y, de la nada, suena “Bohemian Rhapsody” de Queen. No lo podíamos creer. Yo hablé con los sonidistas y los técnicos y ellos juraban que la música se disparó sola. Siempre creímos que fue un hecho paranormal. Nunca hubo explicación alguno de por qué pasó.

– ¿Creés que puede darse un reencuentro entre Rial y Ventura?

– Ellos más que compañeros de trabajo, fueron amigos. El vínculo se rompió y, a veces, es difícil recomponer las cosas, pero creo que un día van a sentarse a hablar. Rial está dispuesto a recibirlo en Intrusos. De hecho, este año dijo que quería reencontrarse con quienes fueron parte del programa. Para mí, Luis nunca se tendría que haber ido. Entiendo que cada uno tuvo sus razones para tomar distancia. De todos modos, me parece que de deben una charla. Ojalá vuelvan a estar juntos en la vida y en la TV.

¿Por qué te fuiste de Intrusos?

– Fue por dos razones. Por un lado, por la muerte de mi papá. Él tuvo un ACV y falleció meses antes de mi salida del programa. Eso marcó un cambio drástico en mi vida. Sentí que era el momento de dar un paso al costado. Por otro lado, me di cuenta de que la voz de Intrusos había tocado un techo. Fui muy feliz en el ciclo, pero tenía ganas de seguir con mi carrera desde otro lugar.

– ¿Con qué proyectos estás ahora?

– Lanzamos una radio online, Bebana Radio, donde hago Trasnoche Paranormal. Estamos muy contentos porque tenemos muchas suscripciones y todas las noches somos trending topic en las redes. En TV sigo haciendo locución comercial, doy clases y soy el conductor de un espacio sobre salud a la medianoche.

– ¿Volverías a Intrusos?

En los últimos años que estuve algo alejado de la TV, me dediqué a recorrer el país para dar charlas y cursos, en cada lugar que voy se acuerdan del programa. Algunos creen que sigo siendo la voz en off del ciclo. De hecho, me llegan mensajes en las redes con información para dar al aire y yo se las paso a mis excompañeros.

Intrusos es mi casa. Sería volver a mi casa y me encantaría, pero soy muy respetuoso del labor de Fabián Cerfoglio, que es el locutor que está ahora. Si surge la oportunidad, lo haría como panelista o desde otro lugar. Estoy seguro que voy a estar para celebrar los 20 años. Es algo que no me quiero perder.