Independiente, Pablo Moyano y una frase lapidaria

43

“No es responsabilidad de los dirigentes si perdemos contra nueve”

El vicepresidente del Rojo desligó a los directivos de la derrota con Racing, que jugó el segundo tiempo con dos futbolistas menos, y lanzó una frase que podría generar un quiebre con el plantel.

El vicepresidente de Independiente, Pablo Moyano, se refirió este jueves por primera vez a la “dolorosa” derrota en el clásico ante Racing por 1 a 0, de visitante, del pasado domingo por la 19na fecha de la Superliga. En medio de muchas críticas, desligó la “responsabilidad” dirigencial por “perder contra nueve” jugadores.

“Fue una derrota que dolió y que caló hondo en el hincha de Independiente”, reconoció Pablo Moyano en sus primeras declaraciones sobre lo ocurrido en el Cilindro de Avellaneda. El dirigente regresó a la Argentina tras un viaje por Venezuela, donde estuvo reunido con Nicolás Maduro.

No obstante, defendió a la dirigencia luego de la derrota del equipo de Lucas Pusineri, que jugó casi un tiempo con dos jugadores más que su rival. “Si perdemos contra nueve, no es responsabilidad nuestra. Ni de Hugo (Moyano), ni de Yoyo (Maldonado), ni de Pablo”, apuntó el vice del Rojo en una entrevista con la radio FM Club 94.7. Esa frase puede generar una dura división entre la Comisión Directiva y el plantel.

Consultado por el peso de la caída en el clásico, Moyano remarcó que “la peor derrota” de la historia del club fue el descenso a la segunda división en junio de 2013. “La peor derrota fue cuando nos mandaron a la B. La del domingo duele por cómo se dio”, señaló.

Uno de los dirigentes más importantes del “Rey de Copas”, no obstante, le brindó su apoyo al entrenador Lucas Pusineri y adelantó que hablará con el plantel en la previa del duelo de esta noche ante Fortaleza, de Brasil, por la Copa Sudamericana.

“Lucas va a sacar el equipo adelante. Se fueron seis jugadores, algunos titulares, y se consensuó no traer refuerzos pero seguramente en junio vamos a incorporar lo que pida”, concluyó Moyano.