Insólito! presentan un celular con sistema de discado

249

“Quiero demostrar que es posible tener un teléfono perfectamente útil muy diferente a las pantallas táctiles”, dice la creadora de este ingenio

Un nuevo teléfono acaba de aparecer en escena, aunque se trata de uno de los celulares más insólitos de las que tenemos noticia. Igual que otros de su especie, se trata de un dispositivo móvil. Sin embargo, tiene el aspecto y la funcionalidad de los viejos aparatos en los que para marcar un número había que discar.

¿Qué intenciones hay detrás de un teléfono a disco, que además es móvil? Según dice Justine Haupt, la creadora de esta curiosidad tech, no se trata de un simple anacronismo sino “demostrar que es posible tener un celular perfectamente útil que es muy diferente a las pantallas táctil y que, de alguna manera, puede ser aún más funcional”.

“En un mundo fastidioso de personas hiperconectadas que usan teléfonos sobre los que no tienen control, quería algo que fuera completamente mío, personal, al tiempo que me daba una excusa para evitar el texting”, comenta en una entrada de blog en la que muestra todo el proceso creativo.

El de Haupt no es el primer celular que apuesta por eludir las características que convierten a un teléfono en “inteligente”. Uno de los emblemas en el John’s Phone, que se postula como el móvil más simple del mundo. No tiene pantalla, ni mensajeros o redes sociales: sólo los números y un par de botones adicionales.

Con propuestas diversas, ese tipo de desarrollos se reúnen en el terreno del bienestar digital, una movida que procura conseguir una relación más armoniosa con los dispositivos tecnológicos, eludiendo el uso excesivo de los mismos e incluso comportamientos adictivos.

En ese ámbito, recientemente vimos algunas excéntricas propuestas con el sello de Google, como un teléfono de papel y la idea de usar el smartphone dentro de un sobre lacrado que sólo admite algunas funciones básicas.

La idea de Haupt sin dudas es más una curiosidad que un producto que efectivamente vaya a llegar a manos de los usuarios. Quizá algún nostálgico se anime a construirlo con los diseños e instrucciones que divulga la creadora de ese ingenio, que inyecta una altísima dosis de pasado en la vena de la telefonía celular.