Vuelven a destrozar a Susana Giménez por sus dichos sobre la pobreza

148

La diva denunció Raúl Castells en la Justicia por tratarla de “prostituta” y “tarada”, pero desde su movimiento social no dejan de tacarla.

Cansada de las críticas por su comentario sobre la pobreza, Susana Giménez decidió denunciar en la Justicia a Raúl Castells tras calificarla de “prostituta” y “tarada”, pero la ex pareja del dirigente social Nina Peloso volvió a atacar a la diva y la destrozó.

“Seguimos sosteniendo y defendemos lo que dijo el compañero. Él lo dice desde un punto de vista ideológico y político”, expresó Peloso en comunicación telefónica con ” El Run Run del Espectáculo” por Crónica HD.

A principio de año, la conductora manifestó: “Que dejen de hablar de la pobreza, y si hay mucha pobreza que la gente vaya al campo. Nosotros fuimos siempre el granero del mundo y hay que enseñarle a la gente, por ejemplo, del norte a plantar, a tener gallinas en el gallinero” y despertó una ola de comentarios en su contra.

Entre ellos, Castells organizó una movilización al Ministerio de Agricultura, Ganadería y Pesca y tildó a la diva de los teléfonos de “prostituta” y “tarada”. Semanas más tarde, Susana denunció al referente social en la Justicia.

“Cuestionamos los dichos de Susana por su desprecio a los pobres. Ella tiene desconocimiento de cómo vive nuestro pueblo, denigró y despreció a los pobres y a la clase trabajadora”, consideró la activista consultada por Fernando Piaggio y Lío Pecoraro

Además aclaró: “Cuando le decimos prostituta es prostituta del poder porque defiende a los ricos, a la oligarquía y a los empresarios”. La referente también sostuvo que su agrupación “defiende todo lo que tiene que ver con la mujer”, pero insistió con que la presentadora “reconozca que se equivocó”.

“No coincido con que a una mujer se la llame prostituta porque defiendo al género y estoy en contra de que nos violenten todo el tiempo. Entendemos que cada mujer con su cuerpo hace lo que quiere, pero Castells lo dijo desde el punto de vista ideológico y político”, sentenció y concluyó: “No necesitamos que Susana nos diga qué tenemos que hacer los pobres”.