Diego Latorre habló del apodo “Puntita”

185

El comentarista de fútbol se refirió al nombre que le puso Natacha Jaitt luego de que saliera a la luz el romance que tuvieron juntos

La vida de Diego Latorre y toda su familia cambió para siempre en 2017 cuando salió a la luz la infidelidad del ex futbolista junto a Natacha Jaitt, quien falleció en febrero de 2019

Videos y chats dejaron al descubierto al comentarista quien en un principio negó todo, pero luego no le quedó otra que reconocer su error. Desde ese entonces, Latorre padeció el apodo “Puntita” que le puso la mediática, en relación a sus preferencias sexuales.

Ahora, Diego habló por primera vez de la muerte de Jaitt y de cómo vive que lo llamen de esa manera.

“No me jode, lo que dicen de mí no me afecta. No soy un súper hombre pero me afecta más lo que me pasa y lo que siento. No siento que me lo digan a mí, sino que es para otro”, reveló en diálogo con el ciclo radial “Súper Mitre deportivo”.

Y detalló: “Yo nunca tuve esos hábitos, ni los discuto ni los combato. Hoy se dice cualquier cosa y no hay consecuencias legales ni de ningún tipo. Es muy fácil desacreditar y tirar cuestiones personales que dañan al ser humano. Yo no me siento reflejado. Hay mucha envidia, especialmente con los que ‘tenemos cierto éxito’ o ‘algún lugar de prestigio’. Creo que eso genera bronca, pero conviví toda mi vida con eso y ya soy inmune”.

La muerte de Natacha Jaitt

Diego Latorre también recordó el día en que se enteró de la muerte de la mediática y aseguró que no sintió alivio.

Cuando me enteré la situación fue de tristeza. Eso no se puede fingir. Ese día estaba en mi casa. Al principio no reaccionaba. La imagen que yo tenía de todo lo que había sufrido era muy lejana, eso era para sobrellevar el día a día”, explicó.

Al ser consultado si habló sobre la muerte de Natacha con su esposa, Yanina Latorre, el comentarista detalló: “No valía la pena hablarlo con Yanina, yo hice silencio. Sí se reflotó todo, obviamente. Fue mucha angustia. Estuve mucho tiempo con psicólogo y el fútbol me dio una resistencia mental para poder sobrellevarlo. No tuve ningún sentimiento de alivio, ni nada que se le parezca”.

Por último, Diego reveló que si bien no pensó en suicidarse, sí sintió en un momento que “no veía salida”. “El tema no salía nunca y se extendía en el tiempo. Se trataba con mucho ensañamiento y del otro lado (por Natacha) se metía leña en el fuego. Tuve una angustia duradera durante 4 o 5 meses. No es que estuvo triste un par de día y nada más. En un momento no veía fin. Además había temas sexuales míos que no eran ciertos. No fueron ciertos. Se le agregó mucho condimento que no venía a cuento”, concluyó.