Error: Embedded data could not be displayed.

Espineles

ALGUNAS LINEAS PARA LA PESCA DE LA BOGA

Tratamos de orientarlos en el armado de los parejos correspondientes

Las líneas para tentar a la muy deportiva boga (pesca de la que soy fanático) son muysimples de armar y no se necesitan elementos caros ni difíciles de conseguir y está al alcance de todos los pescadores que alguna vez hayan armado una línea de variada tanto de mar como de río. Cada vez hay más pescadores que tratan de capturar (a propósito y no pescando variada) a la no fácil boga. Ya está siendo muy valorada entre quienes frecuentamos el Alto Paraná para ser tentada usando equipos muy livianos del tipo spinning y alternar esta excelente pesca con la de dorados, surubíes y pacúes sin desmerecer en nada a este estupendo pez.

Lo más importante a la hora de armar los aparejos adecuados es usar los elementos más livianos posibles dentro de los más resistentes. En lo que se refiere a rotores, mosquetones, esmerillones y destorcedores o combinados deben ser en lo posible del tipo micro de la mejor calidad. Los anzuelos también deben ser de la mejor calidad, no demasiado chicos (considerando que la boga tiene la boca muy chica estarán de acuerdo a la carnada que presentemos más que a los peces que pesquemos), muy filosos y de contextura fina pero de materiales muy resistentes. Es importante que no pesen mucho para que no le “mate” la naturalidad a la carnada. Los ideales por lo menos para mí: Mustad 9671 Nº 8 al 14.

Los hilos para esta pesca deben tener 0 memoria, o sea que si usamos los del tipo “Amnesia” será mucho mejor y que sean de la mayor resistencia posible con el menor diámetro del mercado. El Chicote corredizo es el más sencillo de los aparejos. Se lo arma atravesando un plomo del tipo corredizo sobre una madre del 0.50 de 50 cms. de largo en cuyas puntas se atarán esmerillones con destorcedores. Una punta se ata a la línea que viene del reel y a la otra se le ata una brazolada de nailon del 0.35 de no más de 70 cms. de largo. Es tal vez el más utilizado de embarcados. Otro aparejo es el convencional de un anzuelo. Se lo arma con micro esmerillón / mosquetón donde se engancha el plomo adecuado a la corriente y/o a la profundidad a la que estemos pescando. La brazolada la armaremos de 60 ó 70 cms de largo con anzuelo acorde atada al rotor que acomodaremos a unos 20 cms. del esmerillón del plomo, o sea bien abajo. Los aparejos convencionales de dos anzuelos son más utilizados en la pesca de costa. Estos se arman con una brazolada bien arriba más corta que la de abajo para que no alcance a la brazolada inferior enredándose con ésta además de buscar a las bogas a diferentes profundidades. La primera irá a unos 15 ó 20 cms. del esmerillón de arriba y la otra a 20 cms. del de abajo y que medirá como máximo 70 cms. Personalmente preparo mis brazoladas cortas en las líneas de dos anzuelos con un enrulado corto, al igual que las brazoladas de los paternoster, para que no se enreden sobre sí mismos en la línea madre y de paso se mantenga algo más levantada sobre el rotor o el esmerillón. También se arma de urgencia una línea de la siguiente manera: Se atraviesa un plomo corredizo entre dos perlitas en el nylon del reel, se ata un nudo fijo a unos 60 cms. del final y a éste se le ata un anzuelo. Se atan sobre la madre dos nudos corredizos para controlar la plomada y a pescar. Muy práctico. Además entendamos que casi estamos pescando con líneas clásicas de variada por lo que deberemos estar atentos hasta de los piques del pacú.

——————————————————————————–

Es muy importante al armar cualquiera de nuestras líneas que lo hagamos pensando en diferentes posibilidades de pesca. Es decir: Coloquemos un esmerillón destorcedor al final del aparejo (o solo un lazo fijo) para poder cambiar el peso o tipo de plomada dependiendo del fondo o de la corriente, los rotores también deben darnos la posibilidad de cambiar las brazoladas para poder controlar el largo de la misma o el tamaño o tipo de anzuelos acorde a la especie buscada, al tamaño de los ejemplares o a las carnadas que estemos ofreciendo, También deberíamos tener varias medidas de “madres” para poder alivianar la línea en su totalidad ya que no debemos olvidar de que además de “agrandar al pescado” la línea armada con elementos más sutiles trabaja en forma más natural lo que atrae por lógica más peces. Tampoco olvidemos que si pescamos sobre fondos pedregosos los riesgos de corte de los nailons por desgaste por el roce es excesivo si colocamos una madre o un hilo en el reel del 0.30 por más resistente, bueno o caro que este sea seguramente al tercer lance estará resentido ampliando las posibilidades de corte y deberemos reforzar el grosor. Es importante ante poca pesca que el pescador intente con varios aparejos durante la jornada para tratar de engañar a los peces de diferentes formas lo que ampliará seguramente sus posibilidades por lo que es muy importante tener en el cajón de pesca la más amplia variedad posible de elementos, tanto armados como sueltos. Estos últimos nos permitirán innovar en el lugar de la pesca inventando o copiando a otros pescadores que sean asiduos del lugar y que tienen siempre sus secretos.

ALGUNAS LINEAS PARA LA PESCA DEL SURUBI

Tratamos de orientarlos en el armado de los parejos correspondientes

Esta vez, para buscar el surubí, se desarrolló una línea que dio en llamar “ahogada”. Esto es simplemente una adaptación de una línea de fondo para pejerrey “levantada” con el propósito de que deriva el engaño a media agua, sin llegar al fondo para capturar toda la línea de especies que se mueven dentro de ese rango. Le colocó a un aparejo de fondo una boya cuya capacidad de flotación fue superada por el peso del plomo para que no llegara al fondo. Dorados, surubíes, chafalotes, pejerreyes, amarillos, patíes, pico-pato, etc. son su blanco. Para que este tpo de aparejo sea sencillo de lanzar optó por usar equipos livianos de “bait cast” o “spinning” con reeles medianos o chicos cargados con nailon que no supere los 0.30 de diámetro. Simplemente es ésta otra opción.

——————————————————————————–

Las líneas para tentar de la manera más efectiva posible al surubí son varias dependiendo principalmente desde donde lo queramos pescar y en que modalidad, además de existir por supuesto la pesca de trolling con señuelos. Podemos clasificarlas en dos modalidades bien definidas: La primera desde un punto fijo, como pueden ser desde la costa o desde una embarcación fondeada. Para estas pescas existen dos modelos de líneas: La “corrediza” (refiriéndonos al plomo) y la llamada por los pescadores locales “verilero” (que como lo indica su nombre trabaja sobre el veril). La primera, que podemos ver en el dibujo de la derecha, está armada con un anzuelo de la medida acorde al tamaño de pez que estemos buscando o esté saliendo o supeditado a la carnada que queramos usar, atado a un cable de acero flexible de una 40 libras de resistencia de unos 40 cms. de largo que está a su vez atado a un nailon del 0.80 de un metro de largo por el que se pasa un plomo de 80 unos gramos aproximadamente “sostenido” por una perla de cada lado y que hará tope con los nudos de la atadura del cable al nailon y el del esmerillón en la parte superior.

Este esmerillón nos servirá para atarla al hilo del reel. El anzuelo se fija al cable por medio de un “tubito” de aluminio. La segunda (“verilera”) que podemos ver en el dibujo de la izquierda consta de un anzuelo atado sobre el cable de acero flexible y a su vez este atado a un esmerillón que “corre” por la madre entre dos nudos corredizos “sostenidos” por las perlitas. La madre a su vez armada sobre nailon del 0.80 de hasta 2 metros de largo con un esmerillón en el extremo superior atado al hilo del reel y un mosquetón destorcedor en la inferior para enganchar el plomo. Insisto en usarlas solamente desde puntos fijos. Personalmente prefiero la “corrediza” por la poca resistencia que ofrece al pez a la llevada de la carnada. La cantidad de anzuelos que atemos van a gusto del pescador y a conveniencia de la zona en la que estemos pescando.
——————————————————————————–

La segunda modalidad es la llamada al garete, a la deriva, al camalote o “al pindá” o “pindaceando” que se lleva a cabo solamente dejándonos llevar por la corriente el río a la deriva con el bote arrastrando el engaño detrás nuestro. Para esta pesca se utiliza la línea que podemos ver en el dibujo de la derecha y que se arma solamente con un cable de acero flexible de unos 60 cms. de largo al que se montan con los “tubitos” un anzuelo acorde en la parte inferior y un esmerillón en la superior donde se ata el hilo que va al reel. Volvemos al tema del tamaño del anzuelo acorde a lo que está saliendo, estemos buscando o a la carnada que queramos usar. A esta línea si queremos se le puede agregar un plomito pasante de no más de 10 gramos en el caso que la corriente sea demasiado rápida y nos levante la carnada llevándola hacia la superficie.
Este tema es para ver en el lugar y es opcional pudiendo colocar el plomo tanto sobre el cable de acero como sobra el final del hilo del reel. También existe la llamada línea combinada con dos brazoladas que tientan a los peces con la carnada depositada sobre el fondo con el anzuelo de abajo y suspendida cerca del mismo con la carnada de la brazolada superior suspendida a unos centímetros del fondo como podemos apreciar en el dibujo de la izquierda. Este se puede usar en ambas modalidades tanto desde un punto fijo como a la deriva colocando en este último caso un plomo algo más liviano para que no haga “arrastrar” el cebo por el fondo levantando sedimentos o corriendo riesgos de enganches. Esta líneas pueden usarse para diferentes especies tanto mayores (surubí, dorado, etc.) o para variada mediana y/o menor solo cambiando las medidas de los elementos que estemos usando en función de las especies que estemos buscando capturar. Y jamás olviden que como siempre les digo: Podemos agrandar el pescado achicando los equipos.

espineles7.jpg
Ubicación de los surubíes (y otras especies mayores) con respecto a las desembocaduras de vías de agua menores

 

 

 

 

 

ALGUNAS LINEAS PARA LA PESCA VARIADA

Tratamos de orientarlos en el armado de los parejos correspondientes

Las líneas para tentar la variada tanto de mar como de río deben estar armadas a conciencia de lo que estemos intentando capturar teniendo en cuenta por sobre todas las cosas la confección de las brazoladas de las líneas. La más tradicional de todas es aquella que se arma para la pesca de costa sobre una madre a la que se le ata por medio de un rotor destorcedor uno o dos anzuelos siendo el más usado el de dos anzuelos. La que personalmente uso en casi todos los casos (incluyo desde corvinas, pasando por cazones hasta bagres de mar, armados, etc.) es la que muestro en el dibujo de la derecha que se arma sobre una brazolada confeccionada con un nailon de acuerdo al pez que intentemos capturar (no es lo mismo un cazón que un bagre amarillo) y que generalmente es del 0.50 y de un metro de largo al que le ato un anzuelo acorde en la parte inferior. En la superior le ato un esmerillón sobre el que armo un chicote de nailon del 0.50 y que a su parte superior ato otro esmerillón que va al nailon del reel y por el que corre un plomo pasante de 80 gramos o más de acuerdo al equipo que esté usando. Este nailon del 0.60 lo corto de un metro más o menos y al tener el plomo pasante hace que la carnada ofrezca mucha menor resistencia a la levad de la carnada por parte del pez. Es ideal para el bagre de mar o “mimoso” y para la corvina negra.
——————————————————————————–

espineles4.jpgEsta vez, para buscar el surubí, desarrolló una línea que dio en llamar “ahogada”. Esto es simplemente una adaptación de una línea de fondo para pejerrey “levantada” con el propósito de que deriva el engaño a media agua, sin llegar al fondo para capturar toda la línea de especies que se mueven dentro de ese rango. Le colocó a un aparejo de fondo una boya cuya capacidad de flotación fue superada por el peso del plomo para que no llegara al fondo. Dorados, surubíes, chafalotes, pejerreyes, amarillos, patíes, pico-pato, etc. son su blanco. Para que este tpo de aparejo sea sencillo de lanzar optó por usar equipos livianos de “bait cast” o “spinning” con reeles medianos o chicos cargados con nailon que no supere los 0.30 de diámetro. Simplemente es ésta otra opción.

Pero como bien lo indica su nombre, la “variada” ofrece un espectro amplísimo de posibilidades de captura de diferentes especies y, entre las mismas, de diferentes tamaños. Ahí es donde tiene que prevalecer el sentido común o como siempre digo, agrandemos el pescado achicando lo equipos. ¡¡¡ Pero ojo !!! En este caso achicar los equipos puede significar perder una pieza ya que como estamos hablando de variada (tanto de mar como de río) podemos sorprendernos con una captura que sobrepase la capacidad de resistencia de nuestros implementos. De cualquier manera esos es experiencia personal así que hablemos de los genérico de las líneas: Como podemos ver en el dibujo de la izquierda estamos ente una línea de dos anzuelos del tipo clásica usada por los pescadores de costa. Se arma con dos brazoladas para que la de abajo trabaje sobre el lecho del fondo y la de arriba lo haga por sobre el mismo sosteniéndose libre en el agua, brindando este aparejo la posibilidad al pescador de buscar a los peces a dos diferentes profundidades y lo que es más, tener la posibilidad de capturar diferentes especies de peces considerando los hábitos alimenticios de las mismas. Por ejemplo en el mar con el anzuelo de arriba podemos capturar un cazón pero jamás un pez ángel, el que sí podemos capturarlo con el de abajo dado sus hábitos bentónicos (de fondo). Este aparejo tiene la opción de hacerlo trabajar en el agua “vivo” dado que el pescador puede brindarle movimiento “bombeando” la caña, esto es dar pequeños tirones a la línea aprovechando la acción de punta de la caña lo que sacudirá la carnada sin moverla del lugar.

Para la pesca de embarcado, o en zonas donde el fondo es de pedregoso o donde busquemos animales grandes lo ideal es probar con solo un anzuelo para evitar enganches (sobre el fondo) o cargas excesivas sobre el reel con dos ejemplares demasiado pesados (tanto de costa como de embarcados). Estas líneas de un solo anzuelo peden ser como mostramos más arriba con el plomo “corredizo” o, como mostramos en el dibujo de a derecha, la clásica brazolada que se desprende de una madre. Esta línea se arma sobre una madre de la que se desprenden la brazolada con el anzuelo y a la que se le ata el plomo y el esmerillón para agregarla al nailon del reel. No olvidemos que los elementos deben estar todos acordes en tamaño para que la línea se comporte en forma natural en el agua. Este aparejo nos da la posibilidad de cambiar la brazolada, lo que la línea de plomo corredizo no.

Otra alternativa es armar la llamada línea combinada. Esta consta de un anzuelo fijo que trabaja en el fondo y otro más arriba que trabaje “flotando” en el agua. Esto se logra armando una línea como se ve en el dibujo de la izquierda. sobre una madre (por ejemplo del 0.60) atamos en la parte superior un esmerillón, debajo del mismo un nudo corredizo, una perla, el rotor, otra perla y otro nudo corredizo, otro nudo corredizo, otra perla, el plomo pasante (del peso acorde), otra perlita, otro nudo corredizo y al final otro esmerillón desde el que nacerá la brazolada donde ataremos el anzuelo. este sistema también nos dará la posibilidad de pescar no solo a “casi” dos profundidades diferentes sino que podemos colocar dos anzuelos diferentes o de diferentes tamaños ampliando las posibilidades. Los nudos corredizos en este caso son muy importantes ya que nos permiten variar la profundidad del anzuelo que trabaja arriba. También podemos dejar al plomo corredizo estar libre entre el esmerillón de abajo y el rotor (sin olvidar las perlitas) para que los anzuelos trabajen más libres tanto en el del fondo como en el de arriba y la resistencia a la llevada sea mucho menor. Para completar quiero decir que la variedad de aparejos es tan amplia como la cantidad de especies que podemos capturar y como pescadores hay sobre la tierra. Es más: Mi dicho es “cada pescador un aparejo”. Y esto es muy razonable si tenemos en cuenta las experiencias personales, la capacidad de creatividad o la capacidad económica de cada uno, lo que lleva a acomodarse dentro de sus aptitudes. Jamás una línea es excluyente para una pesca ni garantías para otras. El que escribe ha capturado pichones de corvina negra en la albufera de Mar Chiquita en el Recreo San Gabriel con caña, aparejo y reel de pejerrey. ¿Vio como es la pesca?
——————————————————————————–

Es muy importante al armar cualquiera de nuestras líneas que lo hagamos pensando en diferentes posibilidades de pesca. Es decir: Coloquemos un esmerillón destorcedor al final del aparejo (o solo un lazo fijo) para poder cambiar el peso o tipo de plomada dependiendo del fondo o de la corriente, los rotores también deben darnos la posibilidad de cambiar las brazoladas para poder controlar el largo de la misma o el tamaño o tipo de anzuelos acorde a la especie buscada, al tamaño de los ejemplares o a las carnadas que estemos ofreciendo, También deberíamos tener varias medidas de “madres” para poder alivianar la línea en su totalidad ya que no debemos olvidar de que además de “agrandar al pescado” la línea armada con elementos más sutiles trabaja en forma más natural lo que atrae por lógica más peces. También deben estar todos los elementos acordes: Por ejemplo de nada sirve armar una línea para pescar al vuelo con brazoladas del 0.30 si el plomo es de 240 gramos y la madre del 0.90 y lanzarlo con una caña de pejerrey. Toda esta enorme deformidad seguramente le va a quitar naturalidad al conjunto limitando sus movimientos y sus capacidades. Tampoco olvidemos que si pescamos sobre fondos pedregosos los riesgos de corte de los nailons por desgaste por el roce es excesivo si colocamos una madre o un hilo en el reel del 0.30 por más resistente, bueno o caro que este sea seguramente al tercer lance estará resentido ampliando las posibilidades de corte. En este caso deberemos reforzar el grosor sin exagerar. También es recomendable que ante la poca pesca el pescador intente con varios aparejos durante una jornada de pesca para tratar de engañar a los peces con diferentes sistemas lo que ampliará seguramente sus posibilidades por lo que es muy importante tener en el cajón de pesca la más amplia variedad posible de elementos, tanto armados como sueltos. Estos últimos nos permitirán innovar en el lugar de la pesca inventando o copiando a otros pescadores que sean asiduos del lugar y que tienen siempre sus secretos.