Coronavirus: cuál es el protocolo que se aplica en hospitales del país

164

Aunque no hay contagios, en clínicas y hospitales ya se siguen lineamientos ante infecciones respiratorias. Qué se debe hacer.

El mundo hoy mira a China y a los aeropuertos internacionales. Las terminales aéreas funcionan como puertas a través de las cuales ya entró o puede entrar el coronavirus​. Pero no sólo hacia ahí se focaliza la atención: las clínicas y hospitales, y en especial sus guardias, son el otro punto que hoy demanda vigilancia.

Si bien la nueva cepa de esta infección respiratoria o gastrointestinal no llegó al país, el Ministerio de Salud de la Nación indicó una serie de lineamientos sobre cómo deben proceder los centros médicos, tanto públicos como privados, ante un caso sospechoso.

Un centro médico de Swiss Medical es uno de los puntos que ya activó un protocolo. Lo hizo a partir del caso de Daniela Vallejos, de 50 años. Según publicó el diario La Nación, la mujer llegó a una de las sedes de la clínica derivada de su médica de cabecera, luego de presentar una serie de síntomas similares al virus que hoy tiene en vilo al sistema sanitario mundial. Esas señales pueden ser fiebre, tos, dificultad para respirar, decaimiento, dolor de cabeza y neumonía.

En la recepción del instituto médico, apenas detalló su cuadro, empezó a entrar en vigencia el triage de emergencia. Lo primero que le consultaron fue si había viajado al exterior. Ella dijo que sí. ¿China?, quisieron saber. Ella respondió que no, que su viaje había sido a Uruguay. Entonces su tipología como posible primer caso importado bajó, pero la alerta ya estaba activa.

Por eso le dieron un barbijo y la llevaron a una sala aislada. Quienes la atendían también cambiaron sus procedimientos: cubrieron sus bocas con un barbijo quirúrgico y cambiaron sus camisolines. En simultáneo, le practicaron una serie de estudios para diagnosticarla y, sobre todo, descartar coronavirus.

En virtud del contexto actual, donde el patógeno ya causó la muerte de más de 100 personas en China y los casos de contagio van en aumento, “cualquier otro paciente con síntomas que evidencien un posible caso de infección respiratoria será tratado de la misma manera”, indicó a Clarín Juan Carlos Cha Torea, jefe de políticas y servicios médicos de Swiss Medical.

Esa manera consiste en aislar al paciente y en extremar las medidas para que los profesionales que lo atienden no se conviertan, al tratar a otras personas, en posibles vectores del virus. “La situación se evita por ejemplo aplicando medidas de protección más severas entre el personal de la salud, que deberá usar guantes, barbijos, camisolines, máscaras o lentes que protejan el árbol respiratorio”, agregó el especialista.

El contexto actual demanda un análisis riguroso y así lo transmitió el Ministerio nacional de Salud. “Tenemos en alerta máxima todo el sistema de Sanidad de Fronteras, para que, ante cualquier síndrome febril compatible con algún síntoma (del coronavirus), aunque sea inespecífico, el paciente sea inmediatamente derivado”, dijo este martes el propio ministro de Salud, Ginés González García, tras reunirse con el presidente Alberto Fernández para informarle de la situación epidemiológica.

En tanto, en declaraciones anteriores a Clarín, la secretaria de Acceso a la Salud, Carla Vizzotti, había dicho: “Ya se inició la compra de reactivos específicos para hacer un diagnóstico, si fuera necesario. También tenemos un protocolo de acción ante un caso probable: estamos preparados para mandarlo a un centro con personal entrenado”.

En ese sentido, Ginés González García, amplió: “Está preparado el hospital de Ezeiza, ante la llegada de pasajeros de la región con cuadros febriles, para que ni siquiera bajen del avión sino que sean atendidos y derivados en el momento. Nunca uno puede decir que está tranquilo. Pero, yo veo el riesgo por hoy, lejano”.

De acuerdo a los lineamientos que dio Nación, los servicios médicos están obligados a notificar de forma inmediata todos los casos que se presenten, desde la sospecha y con datos completos. Tanto se trate de un paciente como de un trabajador de la salud.

El protocolo establece también otras precauciones que tienen que tener los centros de salud: higiene de manos, uso de equipos de protección personal y especial cuidado con el manejo del ambiente y los residuos hospitalarios y material cortopunzante. Además se hace énfasis en la necesidad de esterilizar y desinfectar los dispositivos utilizados, y asignar áreas de espera específicas para los pacientes sintomáticos dentro del centro médico.

También se recomienda una separación de al menos un metro entre el paciente con síntomas compatibles y un tercero. Según expertos consultados por Clarín, esa es la distancia en la que el virus puede pasar de una a otra persona, a través del habla, un estornudo o tos.

El caso de Daniela Vallejos era, en forma afortunada y según publicó el diario La Nación, una “neumonitis con obstrucción respiratoria”. Para ella la indicación fue dejarse el barbijo y no sacárselo hasta llegar a su casa.

Según fuentes consultadas por Clarín, así deberá ser en cada hospital del territorio argentino. Los pasos se repetirán: el paciente deberá llevar barbijo, se lo aislará y se le tomarán muestras. Si no se logra aislar al virus que causa la afección se le harán estudios más profundos, y todo el proceso deberá informarse desde el inicio al Gobierno nacional.