Dura Semana Santa para el rubro hotelero y gastronómico

125

En 2019, según los datos de la Cámara Argentina de la Mediana Empresa (CAME), durante los feriados de Semana Santa, unos 2,1 millones de turistas se movilizaron por el país. Este año, debido a la cuarentena total, el movimiento fue nulo. Aquí, los miedos y preocupaciones de los que se dedican a estos rubros.

Desde hace años, el domingo de Pascua es fecha de celebración y, también, de números. Como sucede al finalizar la temporada de verano o las vacaciones de invierno, la mayoría de los noticieros y medios de comunicación suelen brindar información acerca del movimiento turístico en el país.

El año pasado, según los datos de la Cámara Argentina de la Mediana Empresa (CAME), durante los feriados de Semana Santa unos 2,1 millones de turistas se movilizaron por el país, en plan de minivacaciones. Este año, debido al “aislamiento social, preventivo y obligatorio” que se mantendrá (en teoría) hasta el 26 de abril (para evitar la propagación del coronavirus), por primera vez en la historia Argentina no se registraron movimientos en el país.

Avedis Sahakian, Presidente de la Asociación Empresaria Hotelera Gastronómica de Mar del Plata advierte acerca del tema. “Estamos muy preocupados. Los fines de semana largos siempre fueron importantes para la economía regional”, arranca en diálogo con este medio. En la asociación que preside, explica, son 150 hoteles los que están cerrados y 1500 establecimientos dedicados a la comida. “Hay más de 30 mil familias que viven de este rubro”, sostiene Sahakian y vaticina una recuperación “cuesta arriba”.

En el resto del país, la situación no es muy diferente. Infobae recopiló algunos testimonios de las provincias con más movimiento turístico. Aquí, sus miedos y preocupaciones ante la prórroga de la cuarentena total.

BARILOCHE

“En Bariloche el turismo representa el 40% de la actividad económica. Hay cerca de 15 mil familias que trabajan y viven de este rubro”, apunta Mario Martino, integrante de la Comisión directiva de la Cámara de Turismo de Río Negro y de la Asociación de Hoteles de Turistas (AHT). De acuerdo con Martino, el “aislamiento social, preventivo y obligatorio” impactó de una forma muy grave en la ciudad.

“Somos conscientes de la prioridad sanitaria, pero también sabemos que el turismo y la gastronomía serán una de las últimas actividades en reactivarse. Estimamos entre 6 y 9 meses para que esto empiece a funcionar. Con lo cual estamos previendo una temporada de invierno, que para Bariloche suele ser la más importante, prácticamente nula”, se lamenta.

Si bien ya tienen experiencia en el cese de actividades (en junio de 2011 la erupción del complejo volcánico Puyehue-Cordón Caulle, los dejó ocho meses sin el funcionamiento del aeropuerto lo cual restringió enormemente el caudal turístico) hoy viven la prohibición de manera diferente, porque el cese de actividades es total y no local.

 

En sintonía con Mario Martino, también está Darío Lezcano de Dacar Rent: un local de alquiler de autos en Bariloche. Lo que más le preocupa, dice, es no saber hasta cuándo va a durar todo esto. “Nos agarró totalmente desprevenidos. Veníamos de hacer una muy buena temporada de verano, con alta demanda de alquiler de autos y, el 16 de marzo, tuvimos que bajar la persiana y reintegrar todas las reservas que teníamos pactadas para Semana Santa”, cuenta a Infobae.

Su negocio, cuenta Lezcano, es familiar. Trabaja con sus hijos desde hace más de veinte años. “Nos quedamos en casa como nos piden, pero tenemos gastos fijos que hay que paliar, como el mantenimiento de los galpones y el alquiler de las oficinas”, dice.

CORRIENTES

Para los correntinos, la segunda quincena de marzo, abril y mayo es temporada alta. Los mismo sucede a fin de año, durante septiembre, octubre y noviembre: son los meses en que más turistas reciben. “Veníamos con una alta demanda de pescadores pero, para evitar la propagación del coronavirus, cerramos todos los hoteles”, cuenta a InfobaeArnoldo Rohner, administrador de la Posada Hambaré y Presidente de la cámara de Turismo de la ciudad Esquina, situada en el rincón sudoeste de la provincia de Corrientes.

Por más que se levante la cuarentena total, Rohner sabe que el rubro hotelero va a ser uno de los últimos en retomar actividades. “Es una cuestión lógica. Trabajamos con turistas: el 50 % de ellos son brasileros que vienen a pescar”, explica y asegura que están muy atentos a las medidas que está tomando el Presidente. “Va a ser bastante duro sobrevivir a esto. Sabemos que no es culpa del Gobierno, pero esperamos que nos favorezcan con alguna decisión. Hoy es imposible levantar la cuarentena porque lo primero es la salud”, agrega.

¿Qué planes tienen para cuando puedan volver a ofrecer sus servicios? “Estamos pensando en apuntar al turismo nacional y hacer una campaña ubicándonos como un destino seguro, libre de COVID-19 y de Dengue, para que nos elijan. Parte de nuestro próximo desafío: ver qué medidas tendríamos que tomar para garantizar el no amontonamiento de huéspedes en los establecimientos durante el desayuno, el almuerzo o la cena”, explica Rohner, que se contenta con un detalle. Por la jornada de pesca no se preocupa. “En cada lancha van tres personas más un guía, están mayormente al aire libre y tiene poco contacto entre sí”, explica.

TANDIL

En la provincia de Buenos Aires, una semana antes de que el Presidente Alberto Fernández decretara el confinamiento, Tandil decidió suspender todas las actividades relacionadas con el turismo. Desde el 12 de marzo, la ciudad cuyo intendente es el médico pediatra Dr. Miguel A. Lunghi, se puso en pausa y el dinero de las reservas hoteleras previstas para el fin de semana largo de marzo, así como las de Semana Santa, fue reembolsado.

“La paralización de la actividad nos golpeó muy fuerte. Si logramos sobrellevar esta crisis, tenemos que pensar en mejoras sanitarias de los servicios, tanto para los huéspedes como para el personal”, sostiene Daniel Rego, Director del complejo tandilense Posta Natural Resort. “Por ejemplo, hoy no podemos pensar más en ofrecer un desayuno tipo buffet porque el contacto de las personas con los elementos y con la comida sería peligroso. Todo debería procesarse y entregarse embalado tipo delivery”, agrega.

Acerca de cómo va a sostener económicamente su complejo, Rego plantea cierta preocupación. “Creemos que destinos como Tandil van a tener mayor demanda una vez que se levante el aislamiento. Lo que vemos difícil de recuperar son los servicios de gastronomía. En el mientras tanto, las ayudas al sector implementadas por el Gobierno no parecen suficientes. Nadie quiere dejar a la deriva el negocio, el trabajo o la inversión de una vida. Pero sin el apoyo adecuado, serán muchos los empleos perdidos”, dice.

SAN JUAN

Aurelio Martín tiene 65 años y, desde hace once, se asoció junto a su mujer Claudia Parenti, la hermana de su mujer y su cuñado para construir una posada en Barreal, provincia de San Juan. “Tiene vista directa a la cordillera de los Andes”, sintetiza el hombre. La llamaron la Posada Paso de los Patos (en homenaje al recorrido que hizo el General San Martín a través de la Cordillera) y se convirtió en uno de los destinos preferidos de turistas de todo el mundo.

Sin embargo, desde que se decretó la cuarentena obligatoria, el lugar se vio obligado a cerrar sus puertas. “Esto nos pulverizó. Semana Santa es la época de recaudar. En Barreal, para esta época del año, todo el mundo ‘hace caja’ y se prepara para afrontar el invierno, que es muchísimo más duro”, resume Aurelio. Hace una pausa y sigue. “Para esta fecha, como sucede todos los años, teníamos todo el complejo reservado. Y para más adelante, también. Tuvimos que devolver el dinero de todas las reservas y asumir la pérdida”, explica a este medio.

Al igual que el resto de quienes se dedican al rubro de la hotelería, Aurelio Martín tiene puestas las expectativas en las medidas que pueden llegara tomar desde el Gobierno Nacional y Provincial. “Lo ideal sería que nos liberen de pagar impuestos o nos ayuden a costear los servicios o lo sueldos del personal que tenemos a cargo, porque no sabemos cuánto más vamos a poder aguantar”, sostiene.

SALTA

“Para cumplir con disposiciones nacionales y contribuir a la Salud Pública, nuestra posada y restaurant (con capacidad para 75 comensales) permanecerán cerrados hasta el 31 de marzo #Cuidadosamente”, advierte Terrazas del Lago a los huéspedes a través de sus redes sociales.

Ubicado en la provincia de Salta, el lugar no solo ofrece alojamiento y comida casera sino, además, una vista privilegiada al Dique Cabra Corral donde se pueden realizar deportes acuáticos, paseos en barco y en kayak. Para esta época del año, la provincia de Salta recibe muchos turistas y, por ende, Terrazas del Lago también. “Muchas personas vienen a comer pescado, una de nuestras especialidades, el viernes santo. Este año no pudo ser. En este momento no estamos trabajando, así que nuestros ingresos son cero. De hecho, estoy utilizando el dinero que quedó de la temporada de verano, pero tiene sus límites”, concluye Martín van Dam, administrador de la posada desde hace un año.