Una estrella de los videojuegos se quitó la vida tras publicar preocupantes mensajes en redes

139
Tenía 31 años y había admitido que sufría de depresión.

Byron Bernstein, un gamer y streamer de Twitch que realizaba sus directos como Reckful, murió a los 31 años.

Como Reckful se había convertido en una celebridad de las transmisiones en directo, para las que usaba la plaforma de Amazon llamada Twitch, donde decenas de miles de personas seguían sus partidas y comentarios sobre el videojuego World of Warcraft.

“Alguien a quien amo se suicidó. Desearía haber dicho algo para evitarlo”, publicó en Twitter su exnovia Blue al dar a conocer la lamentable noticia. “Sí, es él. Él se fue”, añadió luego.

“La muerte de Reckful fue confirmada por su compañero de cuarto. Byron tenía 31”, comunicó por su parte el periodista Rod Breslau.

Antes de su muerte Bernstein pareció adelantar el fatal desenlace a través de preocupantes mensajes en Twitter. “Me siento mal por quienes tienen que lidiar con mi locura. Por favor, entiendan que en estas situaciones la persona demente no tiene control de sus acciones”, escribió en un tuit.

En una de sus transmisiones, Reckful tuvo como invitado a un psiquiatra para que ayudara a personas deprimidas y para motivarlas a buscar ayuda profesional.

Según contó Bernstein en redes sociales en 2017, se le había diagnosticado bipolaridad y en alguna ocasión había admitido que sufría de depresión.

En el mundo de los videojuegos, Reckful ganó fama jugando a “World of Warcraft” a nivel profesional.

Uno de sus mayores logros fue ubicarse en el primer rango en seis temporadas consecutivas de ese videojuego, y ganar muchos otros torneos.

También era conocido por competir en videojuegos como “Asheron’s Call” y “Hearthstone”.

En la Argentina funciona el 135, la línea telefónica de asistencia para que las personas o los familiares que necesiten un espacio de contención.