Malloneros detectaron donde podrían estar los cuerpos de los pescadores desaparecidos en el Paraná

227

A casi un mes del incidente, malloneros marcaron sectores donde los cuerpos podrían estar atascados. Solicitan una ecosonda para facilitar la lectura del fondo del río y embarcaciones potentes para traccionar esos objetos y salgan a flote.

A casi un mes del naufragio, familiares redoblan los pedidos de ayuda a la comunidad para encontrar a los tres jóvenes que continúan desaparecidos en el río Paraná y este viernes a las 9 hablarán con los medios para dar a conocer en detalle la situación hasta la fecha.

A pesar de los resultados desfavorables, ambas familias recorren el río Paraná de punta a punta con la ayuda de malloneros y demás embarcaciones particulares, que lograron detectar y señalizar puntos donde podrían estar los cuerpos de los jóvenes.

En diálogo con La Dos, hicieron extensivo el pedido de una ecosonda que facilite el panorama del fondo del río donde podrían estar los cuerpos.

Luego de varias semanas de insfructuosa búsqueda y acampe en Punta Taitalo, aún no pueden dar con Cristian y Ariel Barrientos y Osvaldo Maciel, que cayeron al agua el sábado 19 de septiembre en el extremo de la isla Meza, junto con Agustín Barrientos -hallado sin vida a los pocos días- y otro joven de apellido González, el único que logró llegar a la costa.

“Estamos pidiendo a Prefectura desde la semana pasada es que mueva lo que está trancado en el fondo, es la única esperanza. Hasta los malloneros están desconcertados. No saben más dónde pueden estar. Los malloneros intentaron sacar con sus canoas pero no hay caso. Necesitan algo con mucha más fuerza”, dijo a este medio una familiar de Osvaldo Maciel.

“Están organizando para juntar gente y rastrillar en las islas. Ya no sabemos más qué hacer. Lo único que queremos es que muevan esos tranques, una vez que los muevan si no hay más nada los vamos a dejar de molestar porque ya no sabemos dónde vamos a ir a buscar. No podemos irnos a nuestras casas tranquilos sabiendo que pueden estar ahí. Los malloneros que conocen el agua te dicen que ahí pueden estar”, agregó angustiada.

Gentileza: La Dos