AFIP lanza un plan para evitar que grandes empresas evadan impuestos

79

Se trata del nuevo Régimen de Planificación Fiscal con el que busca supervisar las estrategias impositivas de las empresas y evitar maniobras de elusión y evasión tributaria.

La Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP) elaboró un nuevo régimen que busca recabar más información sobre el accionar de los contribuyentes, evitando la posibilidad de maniobras de elusión fiscal.

Según se destaca en el texto de la Resolución General 4838/2020, la herramienta del nuevo Régimen de Planificación Fiscal forma parte de la agenda de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) y ha tenido éxito en países como Estados Unidos, Gran Bretaña, Irlanda y Chile, entre otros.

La Planificación fiscal es una herramienta que le permite a los contribuyentes, a través del asesoramiento de profesionales especializados, proyectar su inversión de modo tal de minimizar la carga fiscal dentro del marco legal. Su objetivo consiste en la elección de la mejor de las alternativas posibles a efectos de reducir la carga tributaria al mínimo legal. La tarea es desarrollada por profesionales expertos en impuestos, aunque no necesariamente relacionados con las ciencias económicas sino también con el derecho.

Estos especialistas pueden ser convocados para mejorar los rendimientos de emprendimientos en marcha o en momentos claves para las empresas como pueden ser, por ejemplo, en las evaluaciones de nuevos proyectos de inversión o ante cambios o modificaciones legislativas o jurisprudenciales que puedan afectar los beneficios de las empresas.

A partir de la Resolución publicada en el Boletín Oficial, la AFIP recibirá información de las planificaciones nacionales e internacionales, asegurando que estas son uno de los mayores retos a los que se enfrentan las Administraciones Tributarias de todo el mundo. Según se indica, el mayor problema se genera por “la falta de información puntual, exhaustiva y pertinente sobre las estrategias de planificación fiscal, que permita que los gobiernos identifiquen rápidamente las áreas de riesgo”.

De este modo, se obligará a contribuyentes y asesores fiscales a informar cualquier planificación fiscal. En su artículo 11 se afirma que “el sujeto obligado a informar deberá suministrar información exhaustiva en lenguaje claro y preciso a efectos de describir en forma acabada la planificación fiscal en cuestión y la manera en que resulta una ventaja fiscal o cualquier otro tipo de beneficio en favor de alguna de las partes comprendidas en dicha planificación o de un tercero”.