Ruggeri “Gracias por todo, te fuiste muy pibe”

245

El campeón del mundo en México 1986, uno de sus históricos laderos en la Selección, se enteró de la noticia en vivo

La muerte de Diego Maradona sacude a la Argentina y a todo el mundo del deporte. El 25 de noviembre de 2020 quedará en la historia como uno de los días más tristes. El dolor que atraviesa al país llevó a que el Presidente, Alberto Fernández, declarara tres días de luto.

La noticia impactó a todos. El dolor es enorme. Como el de Oscar Ruggeri, uno de sus grandes compañeros en la Selección argentina, que se enteró de la noticia en vivo, mientras se desarrollaba el programa 90 Minutos por ESPN. “Qué lo parió. Tenía 60 años. El Tata (Brown), 62. (José Luis) Cucciufo, cuarenta y pico. Mamita, lo que hemos vivido. Lo que nos hizo vivir este tipo. De los momentos más lindos de mi vida. De verlo ahí adentro. De la energía que te tiraba”, fueron las primeras palabras del histórico defensor. “Gracias por todo, te fuiste muy pibe”.

En la memoria de Ruggeri está el recuerdo eterno de lo que compartió con Maradona cada vez que jugaban en el combinado nacional. “Un crack en todo los sentidos. Si hay en el mundo un tipo que llevaba la cinta como correspondía, era este. Lo digo porque yo fui capitán. Pero este era distinto. Encima era el mejor de todos. Qué feliz nos hizo, loco”, fue la reacción del campeón del mundo en México 1986. “íbamos a la Selección porque nos gustaba, pero también porque sabíamos que llegaba Diego y no podíamos no estar con él”, continuó.

“Encima no poder estar con él, ni despedirlo, ni hablarle. Me conmueve ver a todos que se le caen las lágrimas. Qué bárbaro. Creo que nos debe pasar a todos. No debe haber un argentino al que no se le caiga una lágrima, por lo que hizo este chico por este país. Si hay alguien que unió a todos los argentinos fue Diego cada vez que jugaba”, detalló quien fuera uno de los defensores más emblemáticos del seleccionado.

“Era un pibe, esa es la bronca más grande. No puede ser, no puede ser. Todos disfrutábamos de lo que nos hacía vivir. Estábamos en pleno goce. Y ya se cayeron tres del plantel, tres pibes. No sé cómo se sigue de todo esto, es bravo. Esto es un paro en el mundo”, afirmó.

“Se va terminando, se nos van yendo los compañeros. Es una de las cosas que nos va a tocar vivir a cada uno. Yo creo que vamos a morir de esta manera todos”, cerró, emocionado por la pérdida del Diez.