El Leeds de Bielsa le ganó como visitante

147

Y se acomodó en la Premier

Los del Loco se impusieron 1-0 por el tanto del brasileño Raphinha sobre el final

En un emotivo partido en el que incluso hubo un gesto conmovedor de Carlo Ancelotti (estuvo al borde del quiebre durante el minuto de silencio en honor a Diego Armando Maradona), el Leeds United rescató tres puntos fundamentales en casa del Everton. La victoria a favor de los dirigidos por Marcelo Bielsa llegó sobre el final gracias a un golazo del brasileño Raphinha.

Para ganar, los Blancos primero tuvieron que sufrir. Los dueños de casa lo pelotearon en la primera mitad y transformaron en figura a su arquero, el joven francés Illan Meslier. De hecho en la etapa inicial la terna arbitral le anuló dos tantos (el primero era una exquisitez del colombiano James Rodríguez) de forma acertada. Aunque hay que tener en cuenta que el guardameta del conjunto de Liverpool, Jordan Pickford, también terminó siendo una de las grandes figuras del compromiso por sus reiteradas salvadas.

En el complemento hubo reacción. A falta de 12 minutos Raphinha recibió en los alrededores de la medialuna rival y desenfundó un zurdazo raso que se clavó en el palo izquierdo del portero rival. El tanto desató la locura para el Leeds, que con este resultado rompió una racha de tres partidos sin triunfos (derrotas por goleada ante Leicester y Crystal Palace más un empate sin goles ante Arsenal) y se acomodó en la tabla de posiciones de la Premier League, escalando al undécimo lugar cuando se llevan disputadas diez jornadas y restan varios cotejos para acabar la de este fin de semana

El próximo sábado el conjunto dirigido por Bielsa, que había hecho una particular apreciación sobre la pérdida de Maradona en la conferencia de prensa previa a este cotejo, tendrá una visita de riesgo a Londres para medirse con el Chelsea. Por su parte, los de Ancelotti, que desaprovecharon hoy la chance de quedar terceros en la Premier, tendrán que visitar a uno de los elenos que pelean por la permanencia: Burnley.