SIDA: Corrientes registró 274 pacientes nuevos en un año

172

La provincia experimentó un ascenso si se tiene en cuenta que en el período 2018-2019 fueron 150 diagnósticos notificados. Como dato positivo, 20 mujeres con la infección dieron a luz y ninguno nació con la enfermedad.

El Día Mun­dial de la Lu­cha con­tra el SI­DA (Sín­dro­me de In­mu­no­de­fi­cien­cia Ad­qui­ri­da) se con­me­mo­ró ayer con dis­tin­tas ac­ti­vi­da­des de con­cien­ti­za­ción en to­da la pro­vin­cia. La fe­cha es­pe­cial tam­bién sir­vió pa­ra que el Mi­nis­te­rio de Sa­lud Pú­bli­ca de Co­rrien­tes ac­tua­li­ce los da­tos re­fe­ri­dos a pa­cien­tes con la en­fer­me­dad y ase­gu­re que, la in­ci­den­cia a ni­vel lo­cal “es una de las más ba­jas del Nor­des­te”.

A tra­vés de su cuen­ta ofi­cial de Twit­ter (@sa­lud­co­rrien­tes) de­ta­lló que en 2020 re­ci­ben tra­ta­mien­to y se­gui­mien­to 1.924 pa­cien­tes. La ci­fra re­pre­sen­ta un al­za de 274 per­so­nas, se­gún una com­pa­ra­ción ela­bo­ra­da por épo­ca, ya que en 2019 ha­bía 1.650 con la in­fec­ción de trans­mi­sión se­xual (ITS). Mien­tras que en 2018, la pro­vin­cia con­ta­ba con 1.500 pa­cien­tes se­gún da­tos apor­ta­dos por el De­par­ta­men­to de VIH pro­vin­cial en junio. Es de­cir que en un año se re­gis­tra­ron 150 nue­vos y en el úl­ti­mo pe­rí­o­do la ci­fra ca­si se du­pli­có.
En Ar­gen­ti­na, 136.000 per­so­nas vi­ven con VIH y ca­si 7 de ca­da 10 per­so­nas que co­no­cen su diag­nós­ti­co se atien­den en el sub­sis­te­ma pú­bli­co. El Bo­le­tín so­bre VIH, SI­DA e ITS del Mi­nis­te­rio de Sa­lud de la Na­ción, co­rres­pon­dien­te a di­ciem­bre de 2019, pre­ci­só que la ta­sa de VIH ca­da 100 mil ha­bi­tan­tes -­en­tre 2015 y 2017-­ fue del 7,7 en Co­rrien­tes. Ubi­cán­do­se en se­gun­do lu­gar de me­nos in­ci­den­cia tras Cha­co (1,1) y se­gui­do por Mi­sio­nes (7,9) y For­mo­sa (12,2).
En con­tras­te con es­tas ci­fras, la di­rec­to­ra de Epi­de­mio­lo­gía de Co­rrien­tes, An­ge­li­na Bo­ba­di­lla ana­li­zó: “El VIH es­tá en un des­cen­so y so­bre to­do en Ar­gen­ti­na mi­ran­do los ca­sos en es­tos úl­ti­mos cin­co años. Hoy es­ta­mos vien­do un pe­que­ño des­cen­so de la cur­va y es lo que el mun­do es­pe­ra”.
Va­le des­ta­car que el as­cen­so de ca­sos pue­de de­ber­se a que una ma­yor por­ción de la po­bla­ción de­ci­de so­me­ter­se a los test y no respondería a que hay más cir­cu­la­ción del vi­rus en­tre los se­xual­men­te ac­ti­vos.