La respuesta de Edinson Cavani ante la sanción

 

El uruguayo del Manchester United se expresó tras el castigo que recibió por haberle escrito “gracias, negrito” a un amigo, lo que la Federación Inglesa consideró como un comentario racista.

Edinson Cavani, delantero del Manchester United, dijo sentirse “incómodo” por la sanción que recibió este jueves por parte de la Federación Inglesa de fútbol luego de considerar como racista un comentario que el uruguayo le hizo a un amigo en Instagram, a quien le escribió “gracias, negrito”, expresión por la cual deberá pagar una multa de 100.000 libras (110.000 euros) y por la que estará tres partidos sin jugar.

 

En un mensaje publicado en sus canales oficiales, Cavani escribió: “Hola a todos. No me quiero extender mucho en este momento incómodo para mí. Quiero compartirles que acepto la sanción disciplinaria por saberme ajeno a las costumbres idiomáticas inglesas, pero no la comparto”.

Y agregó: “Pido disculpas si ofendí a alguien con una expresión de cariño hacia un amigo, nada más lejano en mi intención. ¡Quienes me conocen saben que mi esfuerzo siempre busca la alegría de los más simples! Agradezco las innumerables muestras de apoyo y cariño, mi corazón está en paz, porque sé que siempre me expresé con cariño de acuerdo a mi cultura y forma de vida. Les mando un abrazo sincero”.

 

Castigo oficial

La federación inglesa de fútbol (FA) indicó en un comunicado que el jugador, que admitió las acusaciones, deberá asistir asimismo a sesiones de “educación presencial”.

El organismo considera que su comentario en Instagram fue “insultante, abusivo e impropio”, y ve un “agravante” que el futbolista hiciera referencia al “color, la raza o el origen étnico” de otra persona.

El 29 de noviembre, poco después de una remontada ante el Southampton, Cavani respondió al mensaje de un seguidor con la frase en español “gracias negrito”.

 

El jugador retiró más tarde ese comentario y publicó un comunicado en el que se disculpaba y aseguraba que se opone “absolutamente al racismo”.

El United afirmó por su parte que Cavani decidió no impugnar la decisión por “respeto” y “solidaridad” con “la lucha contra el racismo en el fútbol”.

Con todo, argumenta que el jugador “creía honestamente que estaba simplemente enviando un agradecimiento afectuoso, en respuesta a un mensaje de felicitación de un amigo cercano”.

“A pesar de que está claro que el contexto y la intención eran factores clave, somos conscientes de que la comisión regulatoria independiente tenía que imponer una suspensión mínimo de tres partidos”, agrega el United.

“El club confía en que la comisión regulatoria independiente dejará claro al argumentar sus motivos que Edison Cavani no es un racista, ni había ninguna intención racista en aquella publicación”, recalca el club.