De narco ambulancias a la lucha contra la pandemia: entregan dos vehículos a Salud Pública

La Justicia Federal determinó entregar a la cartera sanitaria dos vehículos de uso médico para la lucha contra la pandemia. Habían sido secuestradas por la Gendarmería.

El Tribunal Oral Federal de Corrientes determinó hoy entregar al Ministerio de Salud Pública de la provincia dos ambulancias que habían sido utilizadas para trasladar marihuana en operaciones de narcotráficos detectadas en 2018 y 2019, informaron fuentes judiciales.

La decisión fue tomada por los jueces a partir de una solicitud del fiscal federal Carlos Schaefer, que comprende la entrega en carácter de depositario judicial de dos ambulancias al Ministerio de Salud Pública, a cargo de Ricardo Cardozo.

En los fundamentos de la medida remarcaron la determinación de contribuir a la lucha sanitaria contra el coronavirus y evitar la desvalorización de los vehículos, que siguen estacionados en el Escuadrón 48 “Corrientes” de la Gendarmería Nacional.

En uno de los vehículos, una Fiat Ducato (patente JKO-673), se encontraron 399,9 kilos de marihuana, el 12 de abril de 2018 en el puente interprovincial General Belgrano.

En el expediente figura un hombre identificado como Gonzalo Valle en calidad de coordinador de la maniobra junto con Juan Alberto Ledesma como chofer de la ambulancia y la participación de Andrea Micaela González, Pamela María y Julio Núñez.

Todos están procesados con la figura de “transporte de estupefacientes agravado por la intervención de tres o más personas”, indica el expediente al que accedió ellitoral.com.ar

 

El otro hecho fue descubierto en marzo de 2019: 376,7 kilos de marihuana habían sido embutidos en una ambulancia del servicio privado Servimed, que tenía sede en la calle Santa Fe casi Plácido Martínez de esta capital.

Su titular, el doctor Fabián Ramírez, fue el organizador del transporte según indicó la fiscalía, que determinó que la droga iba con destino a San Miguel de Tucumán y que en el caso intervinieron Carlos Rey como conductor, Gastón Ramírez (sobrino del dueño de la empresa) como acompañante, una supuesta enfermera llamada María Dolores Rey y la madre de un menor de edad, Andrea Aurelia Torres.

En ese caso intentaron aparentar el traslado del niño a un centro de salud para evitar controles policiales que pudieran descubrir un doble fondo con los paquetes de droga. Todos tienen procesamientos firmes desde octubre del año pasado.

 

Fuente: El Litoral