La Justicia avanzó en una investigación de oficio en el hospital de campaña

Se confirmó que la fiscal Graciela Fernández Contarde tomó cartas en el asunto ante las versiones que indicaban un supuesto colapso. Fuentes judiciales además dijeron que la jueza María Amelia Zair Nicolás estudia el caso.

Se confirmó ayer que la Justicia realizó una investigación de oficio apenas se viralizaron las versiones que indicaron que el hospital de campaña se había quedado sin oxígeno. La fiscal Graciela Fernández Contarde ordenó a una comitiva policial acudir hasta el centro de salud para saber qué estaba pasando. Los efectivos pudieron confirmar que “ninguna de las versiones que circularon por las redes eran ciertas. El centro de salud tenía oxígeno y no habían muerto 30 personas cómo se viralizó”, explicó una fuente judicial.

“Los efectivos policiales además se apostaron en el centro de salud para evacuar las dudas de los parientes de pacientes que se acercaron alarmados por las versiones. Fueron alrededor de 12 personas las que se acercaron a preguntar”, detalló la fuente consultada.

“La policía se entrevistó con la contadora Beatriz Romero, en ese momento encargada del hospital, a quien se le preguntó por las noticias que andan circulando por diferentes redes sociales. Ella desmintió esas versiones y aseguró que en ningún momento los pacientes se quedaron sin el respectivo oxígeno. Alegó que era producto de un acto malicioso por parte de personas que solo quieren preocupar y hacer daño a los familiares de los pacientes que se encuentran internados”, se explica en el informe policial al que tuvo acceso.

Fuentes judiciales aseguraron además que se avanza en una investigación judicial a cargo de la jueza María Amelia Zair Nicolás, titular del Juzgado de Instrucción Nº 5.

El Gobierno provincial explicó el viernes en conferencia de prensa lo sucedido con el depósito central de oxígeno en el hospital de campaña.

La instalación condensó y derivó en una baja de presión en la Sala A de Clínica Médica para pacientes graves, el lugar con más requerimiento de oxígeno en enfermos que no están ventilados, detallaron.

La contingencia duró 40 minutos, hubo corridas porque el protocolo indica que todos los médicos, médicas y enfermeras y enfermeros deben presentarse. Se utilizaron tubos de oxígeno para mitigar la baja de presión.

Además, indicaron que el incidente no ocasionó víctimas fatales.

“Es algo que puede ocurrir con el oxígeno líquido. Se congelaron los tubos y eso hizo que baje la presión. Esto fue alrededor de las 17, 17.30. Inmediatamente se recurrieron a los tubos de oxígeno portátiles. No hubo muertos por esto. Todo duró 40 minutos, por eso nos sorprendió todas las versiones que circularon. Imagínense la angustia de los familiares que tienen pacientes en el hospital y de los propios trabajadores. Fue lamentable”, había explicado el ministro de Salud, Ricardo Cardozo.

 

Fuente EL LITORAL