El Gobierno Nacional renueva DNU y limita el ingreso de personas del exterior

El nuevo decreto mantiene las restricciones vigentes hasta este viernes para contribuir con el descenso de casos y acota a 600 personas por día el ingreso de pasajeros al país ante la variante Delta.

El Gobierno anunció que volverá a prorrogar las restricciones contra el coronavirus -vigentes hasta este viernes- a través de un nuevo DNU que se extenderá hasta el 9 de julio y limitará el ingreso de personas del exterior para evitar la entrada al país de la peligrosa Variante Delta del SARS-CoV-2.
Según informaron a Ámbito, se emitirá una decisión administrativa que complementará el decreto y que reducirá en 600 personas por día, el ingreso de pasajeros del extranjero.

Además, se anunció que este domingo a las 12 el presidente Alberto Fernández encabezará una ceremonia en el CCK en homenaje a los fallecidos por el Covid-19 en la Argentina, a la que fueron invitados representantes de los diversos credos del país, de los trabajadores esenciales, gobernadores y el Jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta.

El decreto que firmará el Presidente prorrogará por 15 días (hasta el 9 de julio) el sistema de “semáforo epidemiológico” que dispuso el DNU anterior, el 287/21, y que clasifica a las distintas jurisdicciones del país como zonas de riesgo sanitario bajo, medio y alto o de “alarma epidemiológica”.

Los distintos tipos de restricciones (horarios de circulación, de atención comercial, aforo, actividades recreativas y/o escolaridad presencial) se toman, según el decreto, en función de la categoría en que se encuentre una jurisdicción, la cual se determina principalmente por ocupación de camas de terapia intensiva y cantidad de casos.

En tanto, la decisión administrativa del Ministerio del Interior reducirá el número de pasajeros diarios que pueden ingresar al país “a más de la mitad”, según indicaron a Noticias Argentinas fuentes gubernamentales.

Hasta el momento ingresan por día a través del Aeropuerto Internacional de Ezeiza entre 1.600 y 2.000 pasajeros por día y ahora se implementará un cupo más acotado de 600.

Además, se mantendrá además la suspensión de vuelos desde países como el Reino Unido e India que rige en la actualidad y hará hincapié en el control del aislamiento obligatorio para quienes lleguen a la Argentina desde el exterior.

En las últimas horas hubo alarma en el Gobierno nacional tras detectar que aproximadamente el 40% de los pasajeros que llegan del exterior no cumple con el aislamiento preventivo, a lo que se sumó la preocupación expresada tanto por la Ciudad como por la Provincia de Buenos Aires por el posible ingreso de la nueva variante.

Al respecto, las fuentes consultadas indicaron que se hará hincapié en que los llegados del exterior “van a tener que cumplir con el tema del aislamiento” y en que “las jurisdicciones lo tienen que hacer cumplir”, con riesgo de multas y otras sanciones.

En ese contexto, la asesora presidencial Cecilia Nicolini confirmó este viernes que el Gobierno estudia la posibilidad de implementar la obligatoriedad de alojarse en hoteles durante siete días para quienes regresen de un viaje al exterior.