El Gobierno justificó las visitas VIP en Olivos en pleno confinamiento estricto: “Las reuniones estuvieron vinculadas a cuestiones laborales”

El jefe de Gabinete consideró que “hubo malicia y morbo” en la difusión del caso. Alberto Fernández fue denunciado por estos ingresos durante el aislamiento obligatorio.

El Gobierno justificó las visitas VIP a la Quinta de Olivos durante la cuarentena estricta por coronavirus. El jefe de Gabinete Santiago Cafiero aseguró que se trató de “personal de trabajo, citado producto de problemáticas que el presidente Alberto Fernández quería tomar de primera mano” y que “siempre estuvo vinculado a cuestiones laborales”. El mandatario fue denunciado penalmente por estos ingresos a la residencia oficial, acusado de violar el Aislamiento Social, Preventivo y Obligatorio en plena pandemia.

Los registros oficiales de la Casa Militar, responsable de la seguridad del Presidente, consignaron que una de las personas con más visitas a la residencia es la exmodelo Sofia Pacchi con más de 60 entradas al lugar. Explicó que Pacchi es colaboradora de la primera dama Fabiola Yañez y cuestionó que en la difusión “la vincularon para cualquier lado”. Criticó las menciones a la mujer y consideró que “quedó demostrado que hay una malicia muy marcada, y que cuando uno exhibe los datos cuesta mucho porque la malicia, el morbo y la perversidad ganan muchos más tuits y likes en redes sociales”.

El funcionario opinó que Pacchi fue tratada de manera “denigrante” y explicó que “todo el personal que fue a la Quinta es de trabajo”. Aseguró que todas las citaciones fueron “producto de problemáticas que el Presidente quería tomar de primera mano, discutir con sectores afectados y ver cómo resolver las diferentes cuestiones”. Explicó que todo “siempre estuvo vinculado a las cuestiones laborales”.