Boca cambia de rumbo con Sebastian Battaglia

El equipo que tiene en mente para jugar el sábado contra Patronato

El nuevo entrenador retoca la mitad de la cancha, una de las zonas más criticadas en los últimos partidos. Una buena para el Xeneize: Orsini ya se entrena con el grupo.

El ciclo de Miguel Russo llegó a su fin y ahora todas las miradas están puestas en el flamante entrenador, Sebastián Battaglia. Uno de los ídolos del club asumió el control del equipo este miércoles y su objetivo es cosechar buenos resultados de acá a diciembre y ver si Juan Román Riquelme lo confirma en el cargo.

El primer objetivo, Patronato. El DT alineó hoy en la práctica de fútbol a Jorman Campuzano y Alan Varela en la mitad de la cancha, y ambos tienen grandes posibilidades de ser titulares el sábado en La Bombonera por la séptima fecha del torneo local.

El once que paró el técnico en el predio de Ezeiza formó con Agustín Rossi; Luis Advíncula, Carlos Izquierdoz, Marcos Rojo y Frank Fabra; Cristian Medina, Jorman Campuzano y Alan Varela; Juan Ramírez; Cristian Pavón y Luis Vázquez.

Más allá de que fue el segundo equipo que Battaglia ensayó en la semana, el de hoy tiene muchas chances que sea el que juegue el sábado, con la única posible variante -que a lo mejor pruebe mañana- del juvenil Aaron Molinas de enganche y salga alguien de la mitad de la cancha.

De ser el equipo el de esta mañana, Varela volvería a ser titular. Cabe recordar que fue una de las revelaciones de la primera parte del año y de los más pedidos por los hinchas en las redes sociales, ante la decisión de Russo de hacer jugar en su lugar a Esteban Rolón, uno de los refuerzos de esta temporada.

El otro que volvería también a jugar desde el inicio es el colombiano Campuzano, quien en algún momento quiso volver a jugar a su país por un tema personal. Fue clave para Russo a comienzos de 2020 y luego perdió la titularidad ante el surgimiento de los jóvenes Varela, Medina y Almendra.

La buena noticia para el cuerpo técnico fue que el centrodelantero Nicolás Orsini hizo hoy trabajos en campo y el viernes o el domingo ya se va a mover con el resto de sus compañeros. Es el otro 9 que tiene Battaglia, junto al juvenil Vázquez, y solo jugó un partido oficial ante Unión (1-1) en Santa Fe.

El delantero, que vino de Lanús a cambio de 1.700.000 dólares, tenía un coagulo debajo de la rodilla derecha, según el parte médico una “sinovitis postraumática”, por lo que se le hizo un tratamiento biológico.

El pronto regreso de Orsini es una buena noticia para Battaglia, que definió puertas adentro que su equipo jugará con un 9 de área definido. Este semestre deberá hacerlo con el ex Lanús o con Vázquez.