Posibles sanciones de la FIFA a Brasil

Autoridades sanitarias invadieron el campo de juego con la intención de llevarse a cuatro jugadores de la Albiceleste y el partido se suspendió. Apenas pudieron jugarse cinco minutos del encuentro de Eliminatorias.

Brasil no la va a sacar barata. El escándalo que provocó la suspensión del partido con Argentina, por una nueva fecha de Eliminatorias va a traer graves consecuencias para el equipo líder del torneo. En FIFA ya están evaluando las sanciones que podrían ser durísimas. Analizan darle por perdido el partido, la quita de puntos y hasta las dos juntas en caso de que consideren que el hecho fue grave y no quieren que se repita en ningún otro ámbito.

Apenas habían transcurrido cinco minutos de juego, cuando un fiscal de la agencia sanitaria brasileña Anvisa interrumpió el partido que Argentina y Brasil disputaban en San Pablo por las Eliminatorias Sudamericanas del Mundial Qatar 2022. El motivo fue la denuncia sobre cuatro jugadores argentinos acusados de violar las normas migratorias federales en el marco de la pandemia de coronavirus.

La inesperada irrupción generó un tumulto, propio de un partido de barrio, tras el que la Selección abandonó el campo de juego. “Estamos hace tres días en Brasil, por qué no vinieron antes al hotel”, le protestó el entrenador argentino, a Lionel Scaloni, a uno de los funcionarios antes de retirarse.

Los dirigentes de la AFA están tranquilos que cumplieron con lo acordado por Conmebol y todas las organizaciones miembro para que la clasificación al Mundial de Qatar se desarrolle sin inconvenientes. El reglamento indica que todos los jugadores son miembros de una burbuja sanitaria y están exentos de la reglamentación del común de la gente.

“Como presidente de la @AFA, lamento mucho la suspensión de lo que debía ser una fiesta para el fútbol sudamericano. Siempre nos hemos guiado por la legislación sanitaria vigente en @CONMEBOL. Quedamos a la espera de la resolución del Tribunal de Disciplina de @FIFAcom”, tuiteó Chiqui Tapia, presidente de AFA, tras el partido.

Con este aval, la Selección salió a jugar el partido y no bien tuvo lugar el incidente, se retiró a los vestuarios encabezada por Lionel Messi. Ahora todo queda en manos del ente rector del fútbol mundial, la FIFA.

En Brasil saben que fue un error. El presidente de la Confederación Brasileña de Fútbol (CBF), Ednaldo Rodrigues, pareció darle la razón a los argentinos al criticar a la Agencia Nacional de Vigilancia Sanitaria (Anvisa) se extralimitó al irrumpir en la cancha para suspender el partido entre las selecciones de Brasil y Argentina por la eliminatoria mundialista.

“Todos tuvimos un susto y quiero decir que es lamentable. El partido entre Brasil y Argentina despierta el interés de todo el mundo y la CBF no tuvo participación en ningún momento (de la decisión)”, dijo en declaraciones televisivas. Su postura fue refrendada luego por un comunicado de la CBF.

Dado lo inédito de lo sucedido, no existe jurisprudencia de una situación similar. Más allá de la falta de antecedentes, Argentina tiene, a priori, posibilidades de quedarse con los puntos, aunque no hay plazo. El tema es cuándo puede quedar firme la determinación. Y cuán tajante puede resultar la resolución tras el clásico trunco en las próximas fechas de Eliminatorias para los 10 seleccionados de la Conmebol.

Pero una sanción a Brasil o la entrega de puntos a Argentina no implica que sea caso cerrado. La CBF podría apelar y, si el Tribunal acepta dicho recurso, el conflicto pasará a la Comisión de Apelaciones que tiene hasta seis meses para definir. Y allí no termina todo. Porque le queda una instancia más: el TAS (Tribunal Arbitral Deportivo), que no tiene tiempos procesales.

Y el TAS, se sabe, tiene sus tiempos. Así que podría ocurrir que la definición llegue 2022, con las eliminatorias definidas. Y, probablemente, con Argentina y Brasil con se lugar asegurado en el Mundial de Qatar.

Por lo pronto, que claro que de esta novela habrá nuevos capítulos