Se contagió covid durante embarazo y conoció a su hija tras 18 días en coma

Relató cómo fue el momento en que despertó y se enteró que había dado a luz a una niña y que, también por el virus, había fallecido su padre. “Hoy vivo la vida con mi hija que gracias a Dios también la luchó”, manifestó.

Gisela Ríos, una joven santiagueña, relató la fuerte experiencia que vivió tras infectarse de Covid-19 cursando el séptimo mes de embarazo y estando internada en coma farmacológico 18 días, transcurso en el cual, su padre perdió la vida.

La joven detalló que se contagió luego de haber estado con su padre y que fue sometida a una cesárea, estando embarazada de siete meses. Conocía a su beba semanas después y aun realiza rehabilitación por las múltiples secuelas que le dejó el virus.

“Ingresas al hospital, un 4 de agosto y te despiertas un 22 de agosto. No entiendes nada, no sabes nada, ni que te pasó, si tu hija nació o murió, nadie dice nada. Lloraba de noche muy apenas cuando comencé a estar consciente, por no saber qué pasó. Me retiraban tubos, canulas de alto flujo, me dieron vuelta. No podía respirar me acuerdo, me enteré que estuve en coma farmacológico 3 semanas, y ¡¡¡que loco!!! Yo estuve en coma, y nunca me enteré, no se siente nada. No me acuerdo ni cuando ingresé al quirófano”, agregó.

Su relato continúa: “Todo el tiempo internada, preguntaba por mi papá y a la vez decía: “Ya habrá fallecido mi gordo”. Siempre lo supe y tiempo después cuando me lo dijeron, no lloré ni me sorprendí. Recuerdo haberle dicho a mi papá unos meses antes que él iba a estar en el parto para recibir a su primera nieta, y me dijo “Bueno”. Ese día nunca llegó y esa ocasión tampoco. Vaya a saber que fue, no dudo que me dio fuerzas mi papá y que estuvo conmigo hasta hoy y todos los días”.

En su extenso mensaje, Gisela dio detalles de todos los estudios que le practicaban y el esfuerzo que hicieron los médicos para que se recupere y las múltiples terapias de rehabilitación que tiene que realizar ahora y resumió: “la vida post-Covid, con secuelas, no es fácil, pero hay que tener huevos para todos los días. Me quedan unos meses más y después seré yo nuevamente. Hoy vivo la vida con mi hija que gracias a Dios también la luchó”, manifestó.