Berlín compró 14.500 casas para bajar los precios de alquileres y podría expropiar otras 250 mil más

Ante los problemas de vivienda, la ciudad invirtió 2500 millones de euros para intervenir en el mercado. Además habrá un referéndum en los próximos días que podría llevara a una expropiación masiva.

La ciudad de Berlín compró 14.750 viviendas y 450 locales a las principales inmobiliarias y buscan intervenir en los precios del alquiler, uno de los mayores problemas de la capital alemana. La semana próxima los residentes berlineses votarán una “recomendación” para que el gobierno expropie otras 250 mil propiedades.

 

El 80 por ciento de los berlineses alquila y la vivienda está entre las mayores preocupaciones de los vecinos. Entre dos inmobiliarias poseen 200 mil viviendas y locales comerciales, por eso un proyecto de asociaciones de inquilinos propuso expropiar a todas las inmobiliarias que posean un portafolio de más de 3000 casas y departamentos.

El 80 por ciento de los berlineses alquila. Entre dos inmobiliarias poseen 200 mil viviendas y locales comerciales, por eso un proyecto de asociaciones de inquilinos propuso expropiar a todas las inmobiliarias que tengan más de 3000 casas y departamentos.

La iniciativa logró juntar más de las 175 mil firmas necesarias para obligar al senado de Berlín a tratar el proyecto. Sin embargo parece poco probable que el proyecto pueda aplicarse.

 

Se supone que entre 2017 y 2030 Berlín necesitará al menos 200 mil nuevas propiedades para hacer frente al problema de vivienda.

 

Por lo pronto el gobierno cerró un acuerdo tras varios meses de negociaciones con las inmobiliarias Deutsche Wohnen y Vonovia y pagó 2500 millones de euros para quedarse con 15.300 viviendas y locales comerciales.

 

Esas propiedades se distribuirán entre las compañías públicas de vivienda de la ciudad y se suman a otras 6 mil viviendas sociales que habían sido recompradas en 2019 a la inmobiliaria Ado Properties.

 

Berlín había congelado en 2019 los precios de los alquileres por los próximos tres años, una medida que caducará en 2022. Los resultados del congelamientos hicieron bajar lo precios, pero también provocaron que disminuyera la oferta de alquileres.