Viajó a caballo 33 días para llegar a Yapeyú y honrar a San Martín

Carlos Alberto Montiel partió desde General Rodríguez (Buenos Aires) el 17 de agosto. En el trayecto, fue declarado ciudadano ilustre y acompañado por cientos de jinetes.

Es excombatiente de Malvinas y un fervoroso seguidor del legado de José de San Martín. En su ciudad, General Rodríguez, en la provincia de Buenos Aires, conduce un programa de radio desde donde difunde la historia de la guerra y también los valores patrióticos del Libertador de América.

Con la intención de llevar este mensaje de otro modo, más “vivencial”, Carlos Alberto Montiel partió desde su localidad el pasado 17 de agosto, con la intención de cabalgar hasta Yapeyú y conocer la cuna de San Martín, en suelo correntino, en una travesía que planificó terminar en 18 días. Sin embargo, la repercusión de su viaje fue tan grande en redes sociales y distintos medios de comunicación, que terminó extendiendo su travesía casi al doble. Ayer, luego de 33 días, arribó a la ciudad de Yapeyú, donde fue recibido por los granaderos del destacamento de esa localidad; la intendenta Marisol Fagúndez y por un nutrido grupo de jinetes de agrupaciones tradicionalistas del lugar.

“La intención era llevar la donación de dos banderas argentinas a establecimientos escolares, donde ofrecer algunas charlas sobre Malvinas y nuestros héroes caídos, así como una imagen de la Virgen de Luján. Pero apenas comenzó la marcha, de un grupo de WhatsApp que se armó con 27 amigos, la iniciativa creció hasta sumar cerca de 300 personas”, relató Montiel. “Nunca pensé que esta travesía, que comencé solo con dos caballos –uno montado y otro de carga– iba a generar tanto interés”, destacó.

Así se fueron “abriendo puertas, que me permitieron también quedarme a descansar en distintos destacamentos de unidades militares, como en Gualeguaychú y Chajarí, así como en centros de veteranos de Malvinas, como en Paso de los Libres, donde además fui declarado ciudadano ilustre. En varios tramos del camino, algunos jinetes o vecinos me fueron acompañando algunos kilómetros”, narró.

También fue invitado por medios de comunicación de distintas localidades a dar su testimonio sobre el viaje y a numerosos establecimientos escolares.

Ayer, finalmente, fue alojado en el destacamento del regimiento de granaderos a caballo con asiento en Yapeyú, donde se disponía a descansar del viaje  y de “tantas emociones”, aseguró.

Emoción y nuevos sueños

“Durante los últimos kilómetros del camino, iba pensando en las palabras que quería decirle al jefe de los granaderos a caballo cuando llegara. Pero cuando estaba arribando, me encontré con una bienvenida sorprendente. La intendenta (Marisol Fagúndez) me dio la bienvenida a la casa del más grande de los argentinos. Y ahí me quebré. Se despejó toda la ansiedad y el cansancio. No pude emitir palabras por la emoción”, relató Montiel.

En el lugar, le obsequiaron un cofre con tierra de la casa natal de San Martín  y lo invitaron a recorrer el templete, así como a visitar el arco trunco. “Si antes ya me motivaba la difusión de los valores que legó San Martín, ahora todo está potenciado”, aseguró.

Así, aún con 60 años y algunas dificultades de salud como hernia de disco, el jinete y héroe de Malvinas ahora ya apunta a prepararse para una nueva travesía.

“Voy a regresar a mi casa, luego de 33 días de viaje. Y para enero, ya está confirmado: tengo una mula preparada para hacer el cruce de los Andes. Es el recorrido más largo, de unos 20 días, desde el Paso de los Patos”, anticipó.

“Es mi sueño el de poder vivir, en carne propia, algo de lo que sintieron nuestros héroes en la lucha por la independencia, quienes, a lomo de caballo y mulas, hicieron nuestra patria”, sentenció.