“El año que viene tenés que jugar en Boca”

La joya de Colón al que Riquelme empezó a seducir pensando en 2022

Se llevó la camiseta número 10 de Román de la Bombonera. Su pase cuesta 10 millones de dólares.

Es bueno y muy caro. Por eso Juan Román Riquelme ya empezó a meterle fichas desde ahora para tratar de seducirlo. Facundo Farías, el crack de Colón de Santa Fe, se llevó la número 10 de Román y escuchó una frase que difícilmente pueda olvidar: “El año que viene tenés que jugar con nosotros”.

Farías tiene 19 años recién cumplidos y es la gran figura del Colón campeón del último torneo del fútbol argentino. Un delantero habilidoso y con gol, muy desequilibrante, y que ya está en el radar de muchos clubes del exterior. La cláusula de rescisión del contrato es de 10 millones de dólares y en Boca saben que no pueden pagarlo, por eso la estrategia es otra.

Después del partido que el Xeneize le ganó 1 a 0 al Sabalero en la Bombonera el último domingo, se dio el encuentro entre Román y La Joya, como le dicen en Santa Fe al delantero que debutó en Primera división en noviembre del 2019 y que rápidamente explotó por sus grandes condiciones. El vicepresidente le regaló la camiseta con el número 10 y le dijo que le gustaría tenerlo en Boca en 2022.

Para Boca no será nada sencillo poder comprar a Farías. Es imposible para un club argentino igualar una oferta desde el exterior, no solo para negociar con Colón, también en la propuesta económica para el jugador. También es cierto que tiene 19 años y mucho valor de reventa.

En julio pasado a Colón le llegó una oferta de 8 millones de dólares por Farías desde Estados Unidos y fue rechazada. La consideraron insuficiente. En el club consideran que está para jugar en Europa y no quieren largarlo por menos de los 10 millones de la cláusula de salida.

“Se dicen muchas cosas, yo solo pienso en jugar y nada más, no quiero volverme loco”, respondió este jugador de origen humilde, que este año perdió a su papá por coronavirus.

En el mundo Boca ya se habla de Farías. La foto con Riquelme en la Bombonera hizo mucho ruido y muchos consideran que sería un gran refuerzo porque en el plantel no hay un futbolista de esas características.