“El Juego del Calamar” se volverá real: más de 300 personas competirán en Abu Dabi

Aprovechando el éxito de la serie, el Centro Cultural de Corea (KCC) recreará varios de los desafíos de la ficción. Desde la organización aclararon que los participantes no correrán ningún riesgo.

El visionado de El Juego del Calamar no es para cualquiera. La serie surcoreana pone a prueba a cientos de participantes que se enfrentan a retos sádicos y mortales para conseguir un premio que alivie sus problemas financieros. No faltan escenas gore ni momentos de una violencia brutal. Pero, sorprendentemente, aunque el cóctel sea realmente aterrador, hay quienes tienen ganas de vivir una experiencia similar en la vida real.

Tras el furor que despertó esta producción de Netflix, el Centro Cultural de Corea (KCC) anunció que a los juegos traspasarán la pantalla en Abu Dabi, la capital de los Emiratos Árabes Unidos. “Luz roja, luz verde” será el primer desafío y luego podrán avanzar a distintas instancias en la competencia.

Según informaron los organizadores, ya se anotaron más de 350 personas que quieren experimentar en carne propia la tensión de la serie. Además, ya explicaron que los concursantes se dividirán en grupos de 15. Lo que todavía no está claro si se les permitirá romper las reglas, como sí sucede en varios pasajes de la ficción.

¿En qué consiste “Luz roja, luz verde”? Los jugadores deben recorrer una distancia específica, pero solo pueden avanzar cuando se grita “luz verde”. En la creación del realizador Hwang Dong-hyuk, quienes se movían después de que se anunciara “luz roja” eran ejecutados por una muñeca gigante que tenía un sensor de movimientos; una consecuencia que obviamente no formará parte de la recreación del evento. Tranquilos… nadie recibirá un disparo en la cabeza.

El resto de los desafíos a los que se someterán los fanáticos son “Ddjaki”, el juego de los origamis azules o rojos que se utilizan para reclutar jugadores; “Dalgona”, el de las galletas de azúcar con dibujos; y no faltará el de las bolitas en medio de un vecindario típicamente coreano. Todas estas competencias serán la antesala para que los finalistas se enfrenten justamente en el “El juego del calamar”.

Por si era necesario aclararlo, los organizadores aseguraron que ninguno de las personas que se anotaron van a estar en riesgo. “Los juegos parecían un poco brutales en la serie para maximizar el elemento dramático. Sin embargo, en realidad todos los juegos de la serie existen y son jugados por niños coreanos desde siempre”, explicó Nam Chan-woo, director del KCC.