El Kun Agüero marcó su primer gol en Barcelona

Que perdió ante Real Madrid 2 a 1

El equipo culé cayó como local por la décima fecha de LaLiga. Tantos de David Alaba y Lucas Vázquez para el conjunto merengue. Fue el primer derbi tras la partida de Lionel Messi.

El Real Madrid se impuso 2-1 en el clásico en Barcelona, este domingo en la 10ª fecha del campeonato español, para recuperar la punta de LaLiga y frenar la buena progresión del equipo azulgrana en los últimos días. El Kun Agüero volvió a entrar en los minutos finales y marcó el descuento en la última jugada del partido, su primer gol oficial con el conjunto catalán que no sirvió de mucho.

David Alaba abrió el marcador de disparo cruzado (32) y Lucas Vázquez puso el 2-0 (90+3), haciendo inútil el tanto de Sergio Agüero (90+6) y dando los tres puntos al equipo visitante, que vuelve a la primera posición de la clasificación.

Real Madrid superó a Barcelona con oficio

En un Camp Nou prácticamente lleno para el primer clásico allí con público desde el primero de marzo de 2019, el Real Madrid acabó imponiendo su pegada al contraataque en un encuentro, que empezó con muchas imprecisiones. El equipo azulgrana trató de controlar la posesión, presionando arriba y buscando recuperar pronto el balón, frente a un Real Madrid que apostaba por el contraataque, casi exclusivamente por la izquierda aprovechando la velocidad de Vinicius.

El brasileño originó el primer tanto blanco al arrancar en la banda, ponerla en el centro a Rodrigo, que dejó el balón a Alaba en el área para soltar un zapatazo que hizo inútil la estirada de Ter Stegen (32). El gol cayó como un jarro de agua fría para el Barça, que en la primera parte apenas inquietó la portería rival.

Tras el descanso, el Barcelona mejoró, ajustando con mas precisión su presión y llegando con más peligro, ante un Real Madrid, que empezó muy metido atrás aguantando los ataques azulgranas.

El equipo merengue fue poco a poco saliendo de su campo, sacudiéndose la presión del Barcelona para volver a llegar con peligro al área de Ter Stegen.Con el paso de los minutos y por detrás en el marcador, el Barcelona se fue cada vez más hacia adelante, dejando atrás unos espacios que el Real Madrid acabó aprovechando en el descuento con un remate a puerta vacía de Lucas Vázquez (90+3).

El tanto sentenció el encuentro haciendo inútil el postrero tanto de remate en boca de gol de Agüero (90+6).