Goya en los ojos del mundo: Espectacular largada de lanchas en la Fiesta del Surubí

1124 embarcaciones partieron a las distintas zonas de pesca para iniciar el concurso de la Fiesta del Surubí. Nuevamente, la largada sorprendió a propios y extraños. Más de 40 minutos de paso incesante de lanchas de distintas potencias repitieron el momento cúlmine de la fiesta máxima de los goyanos.

Una vez más la largada de lanchas del concurso de pesca de la Fiesta Nacional del Surubí de Goya se transformó en el momento más emocionante y espectacular del encuentro organizado en la segunda ciudad de la Provincia desde mediados de la década del 70.

Este sábado fueron 1124 embarcaciones las que surcaron las aguas del Riacho Goya para ir por el premio máximo del torneo. Pero ya se dijo: la pesca termina siendo la excusa más sana y aceptada para quienes participan del concurso. Y es que la Fiesta del Surubí trasciende el evento pesquero y se convirtió con los años en un espectáculo maravilloso y único en el mundo, de acuerdo a sus características.

Y en ese contexto, la tradicional largada ya es ícono universal de la convocatoria goyana por excelencia.

Aunque la imagen se repite, los matices son distintos. Y la emoción fluye a flor de piel.

Desde pasadas las 14.45, y por más de 40 minutos, los pescadores pasan por el Riacho Goya en una alocada carrera por llegar a la zona de pique.

Pero, ¿solo eso los motiva a llegar antes que el otro y empezar así con alguna ventaja para pescar?. Claramente no: la largada ya es la carrera de los sueños, donde las lanchas se convierten en lanzas impregnadas de adrenalina y valor, rompiendo el oleaje amarronado del sorprendido riacho que las recibe. Por eso es hasta un espectáculo aparte.

EL RITO DE LA PREVIA Y LA SORPRESIVA SALIDA

Desde la mañana del sábado los pescadores debieron ingresar al ‘parque cerrado’, donde quedaron instalados con sus embarcaciones hasta la salida.

Cerca de las 13,45 salieron los primeros protagonistas: los enormes yates que cansinos pero poderosos, partieron rumbo al Paraná.

A las 14 salió el primer grupo de lanchas de menores hp.

Si bien a las 15 estaba programada la largada del grueso de las lanchas, siempre se da unos minutos antes: es que algunos no se aguantan la ansiedad, y parten raudamente siendo perseguidos por la masa de naves náuticas.