Condenaron a Chilavert a un año de prisión

Por difamar al presidente de la Conmebol

El exarquero había acusado de corrupción a Alejandro Domínguez a través de sus redes sociales y en diferentes medios de la Argentina y Paraguay.

Un juez en Paraguay sentenció a José Luis Chilavert a un año de prisión, con suspensión de la ejecución de la condena, por difamar al presidente de la Conmebol, Alejandro Domínguez.

En su decisión, el juez Manuel Aguirre, que presidió el Tribunal de Sentencia, condenó al excapitán de la selección guaraní por difamación, como un “hecho punible comprobado”.

La decisión absolvió al exarquero de los delitos de calumnia e injuria incluidos en la demanda penal interpuesta por el titular de la Confederación Sudamericana de Fútbol (Conmebol).

Para el juez, Chilavert “cometió el delito de difamación” entre cinco a seis meses y en ese contexto, dijo estar obligado a sancionar al exfutbolista “porque atacó la honra de una persona”.

Domínguez había pedido una pena de dos años de prisión para su demandado y 100 millones de guaraníes (14.600 dólares), pero el tribunal decidió imponer una pena privativa de un año a Chilavert, aunque suspendió la condena.

Posteriormente, el magistrado anticipó que determinará “algunas reglas de conducta” que exjugador deberá seguir.

En principio, determinó que Chilavert deberá firmar un libro de comparecencia cada tres meses y no definió si prohibirá la salida del país del exarquero, al admitir que esa medida se puede ser suspendida con la imposición de una “garantía determinada”.

Tampoco se estableció el monto que el exarquero deberá pagar a Domínguez, ya que el juez aseguró deberá ser determinado sobre la base de los ingresos del demandado.

La sentencia definitiva será el leída el próximo 1 de junio.

La demanda del presidente de la Conmebol se basó en expresiones vertidas por Chilavert en las redes sociales, entre septiembre y diciembre de 2020, en donde acusó al dirigente de la Conmebol de corrupción. Lo hizo a través de su cuenta de Twitter y en diferentes medios de Argentina y Paraguay.

Sus aseveraciones no se limitan a la función actual de Domínguez, sino desde la época en la que fue presidente de la Asociación Paraguaya de Fútbol (APF), entre 2011 y 2014.

Los delitos de difamación, calumnia e injuria se castigan en Paraguay con penas de entre tres meses a tres años de prisión.