Con fe y renovada esperanza, el pueblo correntino camina rumbo a la casa de la Virgen de Itatí

Las promesas, emociones, la ilusión del reencuentro con amigos y familiares, la devoción por María, agradecimientos y pedidos viajan en caballos, carretas y autos rumbo a la Basílica. A las 7 partió el pueblo sanluiseño

Con mate cocido y tortas fritas, pan casero y bolsitas con naranjas en puestos instalados en las esquinas de la plaza, el equipo municipal de San Luis del Palmar fue dando ayer la bienvenida a los grupos de jinetes y familias peregrinas oriundas de distintas partes del país.

Desde la mañana comenzaron a llegar, en grupos pequeños y no tanto, dispuestos a pasar la noche en casas de familiares, otros peregrinos conocidos o incluso acampando en las inmediaciones del pueblo. Todo para ponerse en marcha hoy, al amanecer, en lo que promete ser la peregrinación más multitudinaria de los últimos años.

Desde 2019 la espera hasta ahora se hizo larga. En 2020 y en 2021, suspendida la peregrinación centenaria por la pandemia, los feligreses de San Luis del Palmar -tradicional pueblo peregrino- se congregaron en la parroquia con su santo para rogar por el fin del coronavirus y el descanso eterno de quienes partieron al contagiarse la enfermedad.

Pero ahora, la intensidad de las horas previas de la partida solo anuncia alegría y una esperanza renovada, a la par de un trajín que acompaña las calles, la iglesia, los negocios y las plazas. Ir y venir de gente cargando vehículos, avío, bultos en carros y carretas, ajustando aperos y cerrando puertas y ventanas para ausentarse por una semana y volver a visitar la Basílica con la Virgen Morena.

La olla del peregrino

La organización, antes de partir, incluye pensar en la liturgia en cada parada para celebrar misa y los cientos de kilos de alimento que se llevarán para cocinar en cada tramo la olla del peregrino.  “Estamos tratando de tener todo preparado para la olla del peregrino. Recién fuimos a mirar las cosas que están haciendo falta. A las 14 comenzamos a armar la casilla donde va a ir el cargamento de mercadería para que tengamos las cosas a mano”, describió el padre Epifanio Barrios. En ese sentido, recordó que el grupo de colaboradores de la parroquia encargada de la preparación de la olla del peregrino –unas 5 ollas en cada parada– viene trabajando con anticipación desde hace varias semanas para tener todo listo para la peregrinación.

“Tenemos un freezer lleno de carne en bolsas de 6 kilos, que es lo que se ocupa en cada olla. Mañana, a las 6 de la tarde, celebraremos la primera misa y para eso también tenemos que tener listos los elementos para la liturgia. Todo se vive con mucho entusiasmo. El ambiente es muy activo. Todos están corriendo por su avío. Como nosotros desde la parroquia también”, describió el sacerdote, quien brindará hoy su bendición a los peregrinos alrededor de las 7, para que la caravana de fe se pueda poner en marcha cerca de las 8.

Tras el viaje por tramos y con descansos en paraderos, llegarían a Itatí el jueves a las 16.30.

“Ya tenemos 180 kilos de arroz, 144 kilos de fideos. 54 litros de aceite, 216 purés de tomate, 144 kilos de cebolla, 108 kilos de morrón, 36 cabezas de ajo, entre otros. Todo organizado para que no nos falte nada. Eso responde un poco a la solidaridad del pueblo peregrino que fue aportando para garantizar que todos van a poder comer durante el viaje”, detalló el padre Epifanio.

Sin alcohol al volante

A la hora de apuntar recomendaciones, el sacerdote remarcó la importancia de que las familias cuenten con un conductor designado “que solo beba agua, para evitar borrachos manejando”, subrayó. Asimismo, instó a los jinetes a controlar el consumo de bebidas alcohólicas y a los peregrinos en general a  “recolectar su basura en los paraderos”, así como “cuidar a los animalitos; este año explotaron las listas de jinetes, vendrán desde todo el país”, recordó.

Histórica

Vale destacar que este año se espera la participación de unos 30.000 peregrinos montados, y alrededor de 500.000 personas en Itatí durante los festejos del sábado 16 de julio.

En números, esta es la 122ª peregrinación hacia la Basílica. Además de San Luis, se suman peregrinos de al menos cuatro localidades más a caballo: Itá Ibaté, Caá Catí, Berón de Astrada, Mburucuyá, entre otras localidades. Se espera que unos 30.000 equinos acompañen a los peregrinos. Se suman, desde Formosa, unos 200 montados, y desde Chaco, al menos 40 más.

En el año 1900, la imagen de la Virgen de Itatí recibió la coronación pontifica en el santuario de la Santísima Cruz de los Milagros. En esa oportunidad, peregrinaron hasta la ciudad de Corrientes cientos de devotos de San Luis del Palmar, San Cosme, Paso de la Patria y Santa Ana de los indios guácaras. Desde entonces, estos pueblos peregrinan hasta Itatí para honrar a su madre como lo hacían sus antepasados: a pie, a caballo y en carretas. Los sanluiseños, en julio y los peregrinos de los otros tres pueblos, en  abril para el aniversario de la proclamación de María de Itatí como patrona y protectora de Corrientes.