El “nuevo VAR” debutó en la Champions League

Y estará en el Mundial Qatar 2022

El “offside semiautomático” llegó para quedarse. Si bien se hicieron más de 200 pruebas, en las últimas horas se vio su funcionamiento en Borussia Dortmund-Copenhagen.

La Tecnología Semiautomatizada de Fuera de Juego (SAOT) debutó este martes de manera oficial en la Champions League. El nuevo sistema se acoplará al VAR y también será utilizado por la FIFA en el próximo Mundial de Qatar. Esto permite saber en segundos si un futbolista se encuentra en offside.

El estreno se dio en Borussia Dortmund-Copenhagen y la imagen es muy clara. Muestra que uno de los jugadores se encuentra en posición adelantada por pocos centímetros, debido a una de sus rodillas. La nueva tecnología se basa en cámaras especializadas que son capaces de rastrear 29 puntos corporales diferentes por jugador.

“Este innovador sistema permitirá a los equipos de VAR determinar las situaciones de fuera de juego de forma rápida y más precisa”, explicó en un comunicado el Jefe de Arbitraje de la UEFA, el italiano Roberto Rosetti. La nueva tecnología se lanzó en 2020 y durante este período se probó en 188 partidos.
La pelota es fundamental para determinar si hay offside

La pelota lleva en su interior una unidad de medición inercial (IMU, por sus siglas en inglés), que enviará un paquete de datos 500 veces por segundo a la sala de video, lo que permitirá detectar con absoluta precisión el momento exacto en el que se golpea.

Además, la nueva mejora tecnológica irá acompañada de doce cámaras instaladas bajo la cubierta de cada estadio para captar los movimientos del balón y hasta 29 puntos de datos de cada jugador que se tomarán 50 veces por segundo

La jugada se revisa de manera manual en la cabina VAR

Con la mezcla de datos de seguimiento de las extremidades de los jugadores y de la pelota, y mediante la inteligencia artificial, la nueva tecnología suministra un aviso automático a la sala de video siempre que reciba una pelota un atacante que se encontraba en posición antirreglamentaria en el momento en que su compañero jugó el balón.

Para corroborar su propuesta antes de informar sobre ella al árbitro principal, el equipo arbitral de video comprobará manualmente el momento exacto del golpe que proporcionaron los datos, así como la línea de fuera de juego también creada automáticamente y basada en las posiciones de las extremidades del jugador que el sistema calculó.

Como dura muy pocos segundos, el proceso permite adoptar decisiones más rápidas y certeras.
Quieren que los chequeos del VAR sean más rápidos

FIFA quiere un VAR que demore menos tiempo en chequear.

“Estamos trabajando en un VAR más consistente en lo que respecta a la línea de intervención. Además, somos conscientes de que, a veces, la duración de los controles de un revisor es demasiado larga. Sabemos que cuando se analiza una jugada compleja el tiempo vuela. Esas herramientas más desarrolladas necesitan tiempo para encontrar el punto de parada exacto para definir la posición de los jugadores”, señaló.


La tecnología semiautomática de fuera de juego puede usarse para crear una nueva adopción de resoluciones con una animación tridimensional generada automáticamente durante el partido.

Johannes Holzmüller, director de la Subdivisión de Innovación Tecnológica del Fútbol, declaró que “los nuevos sistemas proporcionarán a los equipos arbitrales de video avisos en tiempo real mediante inteligencia artificial”.

“La llamamos ‘tecnología semiautomatizada para detección del fuera de juego’ porque los equipos arbitrales de video seguirán controlando los resultados y deberán corroborar la decisión. El sistema rastrea y alerta constantemente una vez que el balón es recibido por un jugador que estaba en posición de fuera de juego cuando se jugó”, manifestó.