Celebran el nacimiento de yaguaretés en el Iberá

Los Esteros del Iberá se encuentran de festejo, luego de que se confirmara el nacimiento de dos crías de yaguareté, especie que era considerada extinta de las tierras correntinas y que fuera reintroducida gracias a un proyecto conjunto entre la fundación Rewilding y el Gobierno provincial.

La hembra Mariua, que fue la primera en ser reintroducida al Parque Iberá en 2021, dio a luz a dos cachorros, lo que eleva la población del animal a 12 especímenes en apenas un año y medio. Dos semanas atrás otra hembra, Aramí, tuvo dos crías.
Es una gran noticia para el ecosistema de los esteros, ya que con el regreso del depredador Tope se recuperan interacciones ecológicas clave con sus especies presa (como el carpincho, el ciervo de los pantanos y el venado de las pampas), que influyen en la abundancia y distribución de muchas otras especies, incluso vegetales.

El padre es Jatobazinho, un macho rescatado en Brasil y enviado por la organización Onçafari, liberado el 1 de enero de este año en el Parque Iberá. Esta vez, su encuentro sucedió en libertad en los montes y bañados del área protegida.
El lugar que Mariua eligió para dar a luz es un aislado monte rodeado de esteros en el Parque Iberá. Pablo Guerra, del equipo de Fundación Rewilding y encargado del monitoreo de los yaguaretés en el Centro de Reintroducción de Iberá detectó, gracias al Sistema GPS que portan los collares colocados a los yaguaretés, que la hembra permanecía allí desde hacía varios días, por lo que viajó hasta allá a caballo para verificar la razón.

Se colocaron 3 cámaras trampa en el borde del monte y, tras un par de semanas, aparecieron en los videos 2 nuevos cachorros de yaguareté nacidos libres en el Iberá.

Los nombres de los dos nuevos habitantes de los esteros fueron elegidos por Nicasio Cardozo y Ramón Correa, vecinos que colaboran habitualmente con la fundación: Mombyry (lejos) e Yvoty (flor).

Por otro lado, Ñaró, Colí y Keraná, dos machos y una hembra de yaguareté, esperan ser liberados en breve.