Avistaje de aves, y una nueva opción turística en Goya

Con el acompañamiento de la Dirección de Turismo de la Municipalidad de Goya, la Comisión de Turismo de ACIP Goya, en conjunto con la Estancia Guayra organiza una doble jornada de: Concurso de Fotografía y Avistaje de Aves.

Quienes tienen interés en la observación y fotografía de aves en la naturaleza, ahora tendrán la oportunidad de experimentar uno de los más maravillosos lugares que la naturaleza tiene reservados en la zona rural. Este se encuentra en estancia Guayra. Las actividades del concurso de fotografía y avistaje se concretarán en la estancia ubicada sobre una de las márgenes del río Corrientes cerca de la desembocadura del arroyo Batel.

Con el propósito de promocionar el turismo de naturaleza, Javier Medina destacó el concurso de fotografía con avistaje de aves que organiza junto a Manuel Brest y Liliana Báez en estancia Guayra, propiedad de Javier Díaz Colodrero.

En Radio Ciudad, Javier Medina comentó que se ha presentado una nueva oferta turística.

Medina informó:” El jueves hicimos la presentación oficial en la Dirección de Turismo, acompañado por el director de Turismo. La parte que nos toca a nosotros es hacer de promotores y de acompañar a las personas que están emprendiendo actividades turísticas. En este caso se trata de un propietario de la estancia “Guayra” que junta a la actividad agropecuaria y ganadera y esta actividad de turismo rural. Es una oferta que tiene que ver con vivenciar las actividades diarias del campo, lo que hacen nuestros gauchos, de aparte, de ganadería, invitar a los turistas a vivir esto, pero también compartir actividades en un ambiente natural al que tiene muchos condimentos. La estancia está sobre la vera del río Corrientes, cerca del arroyo Batel”.

“La primera experiencia se hará el 15 y 16 de octubre. El cronograma está pensado para recibir a visitantes a partir de las 16 horas. Recibirlos con una merienda, con todo el toque de nuestra gastronomía rural. Van a estar las manos de las cocineras que viven dentro de la estancia, preparando torta asada, pastelitos. Vamos a hacer una charla técnica. Posterior a la merienda y recepción, vamos a hacer un recorrido de avistaje de aves que tiene como finalidad que el participante conozca los distintos ambientes donde al otro día podrán participar del concurso de fotografía. Los vamos a invitar al establecimiento. Hay un lugar de acampe. Que sería el perímetro donde se emplaza la casa. Ahí se acampa. A la noche, se comparte una cena y los invitamos a hacer un sendero nocturno con una doble posibilidad: avistar fauna que se da a la noche y empezar a hacer una pequeña introducción al astroturismo. El lugar tiene baja contaminación lumínica. Conducido con guías y con algún condimento de leyendas,

Al otro día arrancamos con desayuno, con el condimento campestre, y arrancamos el concurso. Va a tener identificadas las áreas de fotografía donde va a poder encontrarse con las aves y al mediodía habrá un jurado integrado por Virginia Coria, bióloga, y el diseñador Fernández Abeijon quien va dar el criterio en cuanto a la imagen y calidad fotografía. Ellos evaluarán. Mientras tanto, los participantes compartirán un almuerzo, y al cierre, con los resultados, se hará la premiación. Los dos primeros puestos de profesional y amateur, van a ganar Boucher con estadía completa dentro de la estancia para dos personas. Además, como premios, habrá actividades dentro de la Reserva Isla Las Damas. Y estamos preparando otros premios para los segundos y terceros puestos”.

LAESTANCIA

El propietario de la Estancia Guayra, Javier Díaz Colodrero comentó cómo llegar a ese lugar y lo describió en detalle.

Comentó que “para llegar a la estancia Guayra no es difícil. Son 35 kilómetros de asfalto por la ruta 12, camino a Perugorria, kilómetro 832. Sale a la ruta 154, de tierra y hay que seguir hasta donde termina la ruta, el camino lindo. Justo donde está una escuela, la 371. Allí se dobla a la izquierda. Se hacen unos tres mil metros. A mano derecha, está la tranquera de la estancia. Se pasa y el camino te lleva directamente y termina donde está la casa y ahí serán recibidos como deben, todos los turistas que quieran ir”.

“Es muy lindo, tenes tres tipos de escenarios en el campo: los típicos pastizales de paja colorada, todo llano. Tenes una parte de montes nativos, montes bajos y abiertos y luego tenes la parte de los bañados del río Corriente que son extraordinarios en esa zona. Lleno de arroyos, lomadas. Es un lugar muy lindo que se presta para recorrer y andar”, dijo.

“Se pierde la noción del tiempo, se puede contemplar el río Corriente, lo más lindo y la diversidad de flora y fauna: tenes yacaré, nutrias, carpinchos, para mirar y son mansos porque ahí nunca se caza. No está permitida la caza, es un lugar apacible para los animales”, precisó.

“A la hora de almorzar, cena, desayuno y merienda, todo es regional. Un mate cocido. Hay té café, con torta fría, torta asada, pastelitos, a la hora del almuerzo puede ser depende de la temporada un buen asado, chivito de cordero, un buen costillar vacuno. También puede ser un rico mbaipy, locro en el invierno y por supuesto. La idea es compartir comidas típicas y regionales”, insistió.

“Estamos largando el concurso de avistaje. En este momento estamos lanzando el concurso de avistamiento fotografía de aves y pájaros de la zona, por supuesto”, dijo.