Riquelme busca el primer refuerzo para Boca

El dato estadístico que le hizo elegir a Lucas Merolla

El defensor es el gran candidato a llegar en el próximo mercado de pases. Hace unos meses también estuvo en carpeta Adonis Frías, de Defensa y Justicia.

Boca salió bicampeón del fútbol argentino este 2022 y de a poco empieza a pensar en el próximo año. Su vicepresidente, Juan Román Riquelme, ya investiga el mercado de pases y se mueve para contratar refuerzos.

Si bien aún no se confirmó la continuidad de Hugo Ibarra como entrenador, todas las señales parecen indicar que permanecerá en su cargo. El vínculo termina el 31 de diciembre y los dirigentes deben decidir si se lo extienden.

Lucas Merolla, ¿el primer refuerzo de Boca?

El defensor central está en la mira de Boca y las primeras versiones indican que Riquelme ya se contactó con la dirigencia de Huracán para empezar a negociar. Del otro lado del teléfono hubo predisposición a negociar.

El problema del Xeneize es que no podrá contar en el primer semestre con Marcos Rojo, quien se rompió los ligamentos hace tres semanas. Es por eso que en el club ven totalmente necesario contratar un defensor.

Hace pocos días, en una entrevista, Román habló sobre Merolla: “Es un jugador alto, zurdo, centrales zurdos hay pocos. Pero nosotros a partir de que finalice todo, recién ahí analizaremos qué vamos a hacer, a ver qué lugares podemos reforzar. Pero tengo que decir que como Rojo no vamos a encontrar”.

Merolla fue uno de los mejores defensores centrales del semestre y a sus 27 años ve con buenos ojos dar el salto a un grande.

En el pasado River quiso incorporarlo pero no hubo acuerdo entre los clubes.

Merolla cerró un gran año y con estadísticas que lo marcan como el futbolista de mayor efectividad en duelos aéreos ganados durante el 2022.
Riquelme después del título de Boca: por qué no grita los goles, el refuerzo que busca y el futuro de Retegui

Ante la pregunta sobre si le gusta cómo juega Boca, el vice respondió sin rodeos: “Por momentos sí y por momentos no. El equipo está cansado y eso nos pasa factura. Siempre quiero que mi equipo compita y haga las cosas que tiene que hacer”, indicó en diálogo con radio La Red.

“No sé hace cuánto no grito un gol de Boca, pero siento felicidad. Durante los partidos pienso mucho. Pienso en qué jugador rival nos puede hacer daño, miro cuál de los nuestros está mejor. A veces acierto, a veces no. Confío en que Boca terminará festejando, por eso no se me nota gritando. Ya cuando jugaba era de festejar poco los goles, imaginate ahora”.

“Hablaremos con Rossi para ver qué quiere hacer, qué dice el representante. Tenemos que tratar de encontrarle la vuelta. Él dijo que se quiere quedar y nosotros queremos que se quede porque estamos haciendo un esfuerzo fuerte”.

“Hugo Ibarra está disfrutando mucho, se lo ve feliz. Es amigo mío y me da felicidad verlo trabajar. Verlos a Pompei y Gracián. Acá tenemos que ser conscientes de que tomamos decisiones. Ojalá podamos tenerlo por mucho tiempo”.