El clima de Corrientes favorece la contención del coronavirus

98

Un infectólogo y un agroclimatólogo explicaron a EL LIBERTADOR por qué las condiciones climáticas de Corrientes no son las más favorables para la propagación del coronavirus, ya que se trata de un patógeno que se desarrolla mejor en temperaturas bajas.

El Covid-19 explotó en China a principios de año y posteriormente se propagó, a una velocidad inusitada, por Asia, Europa y Estados Unidos, lugares que recién acaban de salir del invierno por estar ubicados en el hemisferio Norte del planeta.

Pese a que se trata de una patología nueva, los estudios internacionales realizados desde que surgió coinciden en que se expande a mayor velocidad en el frío. Eso explicaría el fuerte y rápido impacto que tuvo en los lugares mencionados previamente y el avance más lento en Sudamérica, que apenas entró en el otoño.

QUE SIGA
EL CALOR

En este contexto, el infectólogo y asesor del Comité Provincial de Crisis y Seguimiento del Plan de Contingencia del Coronavirus, Fernando Achinelli afirmó a EL LIBERTADOR que el virus “tiene más viabilidad en el frío, cuando estamos por debajo de 6°C o 4°C”, y agregó que “si la temperatura ambiente está por arriba de 25°C, su viabilidad es de menos de tres horas”.

Ampliando lo anterior, el médico dijo que cuando hace calor el microorganismo “tiene menos viabilidad en la superficie en donde cae cuando una persona tose o estornuda”, algo beneficioso si se tiene en cuenta que “una de las principales formas de contagio es a través de las manos de las personas que tocan lugares donde hay secreciones de contagiados”.

Las temperaturas óptimas para la supervivencia de la enfermedad mencionadas por el especialista no coinciden con las que se presentan en Corrientes, inclusive en los meses invernales, por lo que destacó que el clima local “es un efecto protector” que disminuye la posibilidad de contagios masivos.

Vale mencionar que, según los registros históricos del Servicio Meteorológico Nacional (SMN), el promedio térmico para este mes va entre los 20°C de mínima y los 31°C de máxima, mientras que en abril es de 17°C a 27°C, en mayo de 13°C a 23°C y en junio de 12°C a 21°C.

Durante los meses de invierno, las cifras son de 10°C a 21°C en julio, de 12°C a 23°C en agosto y de 13°C a 25°C en septiembre.

En sintonía con lo previo, el agroclimatólogo Eduardo Sierra comentó a este medio que “Corrientes está un poco por encima del límite superior del rango apto para el virus”, mientras que lugares como “La Plata y el conurbano bonaerense son ideales, porque, aunque no hace mucho frío, el tiempo crudo: constantemente lloviznoso y nublado”.

Refiriéndose a la estación que comenzó el viernes, anticipó: “Viene una semana linda, pero la semana que viene ya se va a sentir el otoño, que no apunta a ser excesivamente lluvioso, pero sí fresco y húmedo”.