Queda pendiente la deuda de Mandiyú

90

“Que ronda los cuatrocientos mil pesos”

Lo confirmó el presidente Bruno Za­carías. Cambá Cuá y Curupay pagaron todo. “con ese monto podríamos sal­dar la deuda de la DPEC”, expresó.

Huracán Corrientes la vie­ne piloteando desde hace un tiempo. Luego del cese en sus funciones del órgano fiduciario comandado por el contador Méndez, la co­misión normalizadora capi­taneada por Bruno Zacarías como presidente continúa trabajando a destajo para tra­tar de solucionar cada uno de los inconvenientes que van apareciendo en el cami­no. Pero a veces, contra algu­nas cuestiones no se puede y en una jugosa charla con el programa “Eventos y Mar­cas”, uno de los principales asuntos a los que hizo refe­rencia tiene que ver con la situación económica.

“La única deuda que ha quedado pendiente es la de Mandiyú, con la gestión de Juan Igarzábal, no recuerdo el monto exacto, pero ronda los $400.000, temporadas 2017 o 2018 creo, aunque no tengo presente bien la fecha. Hoy en día es un monto im­portante, con el que podría­mos saldar la deuda con la Dpec por ejemplo, lástima que ese contrato no lo he­mos firmado nosotros como comisión, sino el presidente de Mandiyú con la jueza de turno. Sin embargo, nosotros creemos conveniente activar algún mecanismo para que Mandiyú pueda sanear esa deuda pendiente con Hura­cán. Nosotros no tenemos deuda con ningún club, ni con la Liga Correntina, ve­nimos cumpliendo con los acreedores. Otros clubes que han usado nuestras instala­ciones han cumplido al día como Cambá Cuá y también lo ha hecho Curupay en su momento”, indicó dejando al descubierto la mora de la institución algodonera.

La actividad futbolística a nivel local no pudo arran­car esta temporada y quizás no lo haga en lo que resta del año, y si vuelve se verá de que manera. Al respecto refirió: “Se ha charlado con algunos dirigentes, nosotros particularmente estamos trabajando en un protoco­lo que vamos a llevar a los diferentes clubes y la Liga Correntina, para empezar a trabajar diferentes activida­des. No hablo del retorno de la competencia en sí, pero sí que los muchachos de los di­ferentes equipos puedan em­pezar a moverse al aire libre con un protocolo adecuado, en diferentes turnos, sin uti­lizar los vestuarios, para que los chicos empiecen a recu­perar esa musculatura que han perdido. En cuanto a fe­chas, es todo muy incierto”, definió.

En cuanto al cuerpo téc­nico para el ámbito liguista, Zacarías lo tiene armado: “Ramón Centeno el director técnico; Julio Marinilli su ayudante de campo; Quito Leguizamón encargado de la preparación física; y Charly García el kinesiólogo”, indi­có. Huracán ha avanzado en el plan presentado oportu­namente a la jueza. Se tiene concesionado el gimnasio, la cantina-buffet, las canchas de paddle y hasta una de las oficinas cercanas al vestua­rio para la gente del futsal, pero lógicamente, ahora con cero actividad.

Gentileza: Despues Del Juego