Denuncian que políticos y la justicia están involucrados en casos de abigeato

353

Productores ya no saben a quién acudir para frenar los robos de ganado en la zona lindera al río Uruguay, ya que aseguran que hay connivencia entre las autoridades políticas y judiciales con los carniceros

“Soy propietario de la estancia La Blanca, estoy lindero al río. He juntado información junto con mis vecinos y estamos convencidos de que el 90% de lo faenado acá se traslada por el río y queremos que prefectura empiece a patrullar”, dijo Juan Field productor y dueño de campo de Santo Tomé.

 

“Mis vecinos, de la estancia San Mateo y la estancia San Germán, hemos sido siempre afectados por este flagelo. Lo más dificil es poder controlarlo, porque están involucrados políticos y autoridades del Poder Judicial, que viven en connivencia con los carniceros”, denunció Field.

“Los principales carniceros en la zona mandan a faenar. Todos son conocidos y alguna vez fueron apresados por la policía, pero los largan, porque tienen un abogado que los defiende y, pese al esfuerzo del fiscal, hay una jueza que los libera”, relató el productor.

 

 

“Nosotros pedimos por prefectura porque el 90% de la carne va por el río, ya que es la manera más facil y rápido”, detalló.

 

 

“El caso más resonante es el de la estancia San Germán, que el año pasado le carnearon 70 animales. A mí me carnearon 19 y a San Mateo, 20”, enumeró Field.

 

 

“Ahora asumió un nuevo prefecto, el señor Daniel Martínez, y pide que le demos una oportunidad de controlar el río. Pero en estos 10 días de enero, a mi me faenaron 4, a San Germán 10, prácticamente uno por día. Al señor Cabral, que vive cerca del paraje Los Bretes, le faenaron 5, a San Mateo 5”, denunció el productor.

 

 

“Hubo un caso positivo: el comisario Pujol apresó a cuatro delincuentes con carne, un padre y sus tres hijos. En estos 15 días ya van 30 animales, como para tener una idea de la magnitud”, señaló.
Consultado sobre a dónde se llevan lo robado, Field indicó: “Dicen que vienen de Brasil, pero hay tanto brasileños como argentinos. Y la carne va tanto a Santo Tomé como a Sao Borja”.

La situación descontrolada de robo y faena clandestina de ganado, el productor lo atribuye a la connivencia de los delincuentes con políticos y jueces. Señaló que incluso roban los animales para luego aportarlos a las campañas políticas, algo que ocurrió en las últimas elecciones

“El principal carnicero de la zona, que tiene cámaras firgoríficas, estuvo preso y procesado, pero sigue libre y haciendo de las suyas. A él le llegaron desde Brasil y le dieron una buena paliza, pero sigue actuando”, dijo Field y contó casos de varias estancias en las que entraron los cuatreros y se balearon con los peones o los dueños, y pese a hacer denuncias y presentar pruebas, la policía y prefectura los deja irse.

 

 

“Nosotros los productores somos menos, ellos son más”, dijo haciendo referencia a los políticos. “Para conseguir votos, sabemos todos, llevan a la gente y les ponen el voto en el bolsillo. Eso sobre todo los partidos populares, que no nos tienen en cuenta a nosotros, porque somos pocos y no influimos en una elección”, agregó.

Por su parte, Hernán Gómez, productor bubalino de la zona, manifestó su indignación por la situación que viven. El año pasado, en una sola ocasión, le llevaron 60 animales. El caso nunca fue resuelto.

“Me indigna que no se saque del cargo a las autoridades que permite reincidir a la gente que comete delitos. Tenemos las herramientas, el juicio político, al cual deberíamos apelar. Está todo escrito, no hace falta agregar nada a la ley. Hay que poner a disponibilidad a la gente que no tiene el coraje para llevar adelante el cargo para el que fue elegido”, manifestó finalmente.