El susto de Flavio Mendoza por la salud de su hijo Dionisio

362

El coreógrafo pasó un mal momento al notar un ruido extraño en el pecho del nene.

Flavio Mendoza contó que pasó un mal momento con su hijo Dionisio, luego de descubrir que el nene hacía un extraño ruido cuando respiraba. “Me pegué un cagazo terrible”, aseguró.

“Ayer Dionisio tuvo una cosa bronqueal, tenía como un ruido en el pecho. Terminé la función y salí cagando a Córdoba. Lo llevé al Sanatorio Allende. Tiene un año y nueve meses, es un bebé todavía. No fue grave, fue algo que le agarró por el cambio del clima, un virus ahora que hace frío. Él es súper sano, gracias a Dios. Me pegué un cagazo terrible por el ruido que le hacía el pecho”, relató el bailarín en diálogo con Radio Mitre al hacer referencia al episodio que vivió con su hijo

En ese sentido agregó: “Yo decía ‘este nene no puede respirar’. Le dieron una inyección que gritó, pobre. Gracias a Dios no pasó nada mayor. Era sólo un virus que le hizo como un espasmo. Está con unas gotitas y está bien, nada más que tiene el pecho con mucho ruido”.

En otra parte de la entrevista, el protagonista de la obra Un estreno o un velorio fue consultado acerca de la posibilidad de agrandar la familia en un futuro y sostuvo: “Tengo momentos que quiero y otros instantes que prefiero que no. Es un tema traer un hijo al mundo. Yo desde que soy padre no salgo más a la noche. Soy un padre muy presente”.

Mendoza se encuentra en pareja con Martín Menard, quien al mismo tiempo espera un hijo con su expareja. Sobre esta situación particular, el jurado del BAR del Bailando relató en una entrevista con Implacables (El Nueve) hace un mes: “Ella está embarazada de un nene, viene un segundo, así que imaginate, va a ser una familia muy numerosa, porque él va a ser papá en unos meses de un segundo bebé, seríamos como una familia ensamblada”.

“Su ex es una mujer divina, hermosa, ellos se llevan muy bien como amigos, porque ya no son más pareja. Se trata de entender la vida, por dónde pasa. Y la hija es una divina. Ahora Dionisio juega con ella y no paran: pelean, juegan, corren”, completó en ese momento.