Ordenan que se levante la clausura de la casa de los ex intendentes de Perugorría

Por orden judicial, al inmueble sólo ingresaban los peritos. La casa estaba en manos de la Justicia desde casi 2 años.

El Tribunal Oral Penal (TOP) de Mercedes ordenó que se levante la clausura de la vivienda de los ex intendentes de Perugorría, Angelina Lesieux y Jorge Corona. Una medida que regía hace más de dos años luego de que el inmueble fue  allanado por orden del Juzgado de Instrucción de Curuzú Cuatiá, en el marco de la causa en la que se investiga si existieron o no delitos vinculados a la administración de fondos que Nación envió para la ejecución de varias obras en la localidad.

Fuentes vinculadas al caso manifestaron a El Litoral que la decisión de los magistrados se basó en que ya no existirían motivos para que permanezca cerrada la vivienda. En este sentido, los integrantes del TOP argumentaron que en un corto plazo ya se fijaría la fecha de inicio de la audiencia de debate y que además no sería necesario realizar otras medidas investigativas en la vivienda.

 

Y precisamente por lo expuesto, ordenaron que el jueves venidero el inmueble se entregue a alguna persona de confianza de los ex intendentes ya que ambos  aún están con prisión preventiva.

Previo a ese acto, quien o quienes van a recepcionar la vivienda, deberán acreditar en la Justicia de que constan con la autorización correspondiente.

“Seguramente algún familiar se hará cargo. Hay que ver en qué estado está la  casa porque está cerrada hace más de dos años”, indicaron a este diario. Haciendo referencia a la vivienda emplazada en el paraje Cuay Grande está clausurada desde el 25 de enero del 2018 luego del allanamiento que realizó el Juzgado de Instrucción de Curuzú Cuatiá con la colaboración de la Unidad Investigativa contra la Corrupción de la Policía Federal.