Sergio Vittor quiere salir de Arabia Saudita

“Esto tiene que servir para valorar lo que uno tiene día a día”

El exjugador de Independiente vive en la ciudad de Abha y detalla cómo son sus horas durante la cuarentena por el coronavirus, solo, lejos de sus seres queridos. Sus miedos y la ilusión del regreso.

En diciembre de 2019 Sergio Vittor se animó a la aventura futbolística que significaba fichar por el Damac FC de Arabia Saudita. Con apenas 30 años, ese traspaso significaba, además de un desafío, la oportunidad de hacer una diferencia económica, opción que no abunda en los tiempos que tocan, y allá fue sin saber que poco tiempo después se desataría la pandemia mundial de coronavirus que le impediría poder salir del continente asiático.

Como él hay otros tres futbolistas argentinos que intentan encontrar el modo de regresar a la Argentina, entre ellos Leonardo Gil, quien días atrás hizo pública su historia, y el ex Chacarita Cristian Guanca, hoy en el Al-Shabab Club. En medio del complejo proceso que le toca atravesar, el Chino Vittor habló con Toda Pasión y envió un mensaje alentador para quien quiera escuchar.

¿Cómo estás?

Estoy bien, muy acompañado por los afectos más allá de que al final del día no deja uno de estar solo y son muchas cosas que tu cabeza maneja, sensaciones encontradas de extrañar, a veces de un poco de impotencia por la situación porque uno vino con la expectativa de una cosa y me encontré con una totalmente diferente, de satisfacción también a veces de saber que estoy en un lugar seguro donde no tengo riesgo de contagio, hoy creo que lo más importante es la salud y en cuanto a eso estoy a resguardo. Después entrenando, haciendo lo que se puede porque en la casa mucho no se puede respecto de lo que nosotros estamos acostumbrados. Mi cabeza funciona para todos lados, tratando de pensar en nuestros seres queridos y en la idea de poder reunirnos con ellos en nuestro país.

– ¿Podrías hacer una descripción de lo ocurrido desde que la suspensión de la liga?

El 9 de marzo fue el último partido sin público porque ya se estaba hablando mucho de la suspensión, algo que se hizo oficial al día siguiente. Y el 11 de marzo se liberó a todos los saudíes para que se fueran a sus casas e hicieran allí la cuarentena obligatoria, además de que se instauró el toque de queda. Los extranjeros seguimos entrenando hasta el 13 o 14, somos siete extranjeros con el cuerpo técnico, pero después se decretó que no se podían hacer reuniones de más de cinco personas ni siquiera y menos en espacios deportivos así que todos a casa, cuarentena obligatoria. Yo estoy en un lugar que tiene gimnasio y espacios para hacer deportes pero los cerraron, así que haciendo lo que se puede hacer en una casa. A nivel país la curva avanzó rápidamente, el toque de queda hoy está en 24 horas y las medidas son extremas. Hay 4 mil infectados y 50 muertos: esperemos que baje.

¿Cómo son tus días y qué actividades hacés para pasar el tiempo?

Mis días son como los de todas las personas que están encerradas, a veces muy aburrido, juego mucho con amigos por los dispositivos, con gente de Argentina, que tanto se extraña, jugamos al FIFA, por el celular, por la Play, en la compu, mirando series, películas, tratando de ocupar la cabeza, leyendo… No consumo muchos medios de comunicación, veo programas deportivos en inglés, que es un idioma que estoy aprendiendo y así con mis días.

– ¿Cómo es la ciudad donde vivís?

Vivo en Abha, que está a una hora del Mar Rojo. Es una ciudad tranquila, alejada de lo que es la capital, a 10 horas en auto. Una ciudad muy tranquila, estoy viviendo en una casa, un lugar que lo construyeron los militares americanos, que son muy amigos de los árabes. Todos los extranjeros que estamos en esta ciudad paramos ahí, en este lugar, que es como un barrio cerrado.

– ¿Cómo es tu situación respecto del intento de regreso al país?

Mi caso respecto a la vuelta es la misma en la que estamos todos porque, por ejemplo, Leonardo Gil, a diferencia mía, ya tenía los pasajes para volver pero no pudo hacerlo, no era seguro y hoy estamos en busca de alguna forma de volver, con la esperanza de poder hacerlo e intentando todo para estar lo más pronto posible así sean cinco, 10 o 20 días o los que sean.

¿Con quién hablás durante los días o cómo intentás sobrellevar cada uno de ellos?

Hablo mucho con mi novia, familia y amigos, la forma en la que esto se sobrelleva es intentando poner la cabeza que me interesa, viendo series, pelis, jugando juegos.

– ¿Qué te dicen desde Cancillería?

Estamos en contacto permanente con la Embajada, están tratando de ayudarnos, somos pocos los argentinos en Arabia. Ellos nos están ayudando a llevar esta situación, a darnos alternativas si es que las tienen. Estoy agradecido a la Embajada porque nos está ayudando mucho y está a disposición.

– ¿Cómo salís de los momentos de mayor angustia, si es que los tuviste? ¿Qué hacés para desenfocar la mente?

Se sale sabiendo que tu familia está bien, que mi novia y su familia también. Es un momento, todo pasa, todo llega, esto va a pasar y llegaran momentos buenos. Uno está acá porque el destino quiso que sea así y porque tuvo que pasar. Sí, obviamente hay altibajos pero siempre tratando de ser positivo. Lo más importante de hoy es la salud de uno y la de todos. De esa forma, pensando que así se sale… Hay que saber que esto puede ser una gran oportunidad también, no solo un castigo, no pensar que el 2020 es un año horrible. Estas cosas pasan y hay que pensar en los beneficios que podemos encontrar. Más allá de los momentos de angustia, a uno lo único que le gustaría es estar con los suyos, esto va a pasar, nosotros sabemos que en algún momento vamos a volver a nuestro país y esto pasará como un mal momento, un mal recuerdo o como una anécdota.

¿Qué soporte tenés desde tu club, el Damac?

El soporte es grande a través del presidente, gente del club, el traductor. Nada malo que decir; estoy agradecido al club por la contención pero desde el lugar que ellos pueden… Me llaman, me escriben, así están presentes todo el tiempo.

-¿En el caso de que pudieses volver a Argentina y esperar en el país a que se reanude la liga Arabia Saudita, volverías?

Totalmente, sin duda. La Liga se suspendió y si todo sale como se espera, en agosto se reanuda y yo me iría a mi país a pasar la cuarentena con mi novia y con mi familia. Antes del coronavirus, no voy a ser hipócrita, la estaba pasando muy bien, estaba disfrutando de lo que estaba haciendo, del fútbol de este país, de sus costumbres, de lo que aprendía.

11-¿Creés que toda esta situación que te toca atravesar te va a transformar en una persona diferente? Si es así, ¿en qué aspectos?

No sé si una persona diferente pero sí que una persona que no se va a hacer problemas por cosas que antes sí… Esto te hace crecer, madurar, te hace valorar lo que es importante. No sé si te hace ser mejor persona porque uno es lo que es pero esto te abre mucho la cabeza. Yo en los cuatro meses que estoy acá solo lo que más hice fue pelearme conmigo mismo, hablar conmigo mismo, discutir conmigo y bueno, a veces entendiéndome, a veces no, entonces creo que en realidad esto tiene que servir es para valorar lo que uno tiene día a día y en su momento no lo valora. Esto que pasa, a mí particularmente me ayuda en eso; este tiempo de soledad y de crisis a nivel mundial te ayudan mucho a dar ese abrazo que no das, a decir esas palabras que por ahí uno no dice por vergüenza o timidez, a valorar muchísimo a tu gente que se encarga todos los días de hacérmela pasar un poco mejor.