Cuarentena: Jujuy vuelve a la fase 1

70

El gobernador de Jujuy, Gerardo Morales, anunció que el Gran Jujuy retrocederá a la fase 1 del aislamiento social, preventivo y obligatorio. La decisión del Ejecutivo jujeño se dio a conocer luego de que se confirmaran dos casos positivos de coronavirus en esa región de la provincia.

La medida, que se extenderá por siete días, abarcará a San Salvador de Jujuy, Perico, Yala y Palpalá, según definió el Comité Operativo de Emergencia (COE) local. “Se para la actividad de la administración pública, actividad judicial, legislativa, empresarial, todo tipo de actividad que esté habilitada hasta el momento en el área metropolitana de Jujuy. Solo se habilitan compras en comercios de cercanía, supermercados, deliverys y mercados de abastecimiento”, señaló Morales en conferencia de prensa.

Las autoridades detallaron que la medida tomada responde a que “no se sabe el origen del contagio”, siendo los infectados un efectivo de la policía de la provincia y una de sus hermanas, los cuales fueron testeados al concurrir con síntomas de una “gripe común” a un sanatorio de San Salvador de Jujuy.

“Se han confirmado dos casos positivos de coronavirus en San Salvador de Jujuy. No sabemos todavía el origen del contagio”, dijo el gobernador Morales al indicar que ante dicha situación San Salvador, Palpalá y Yala, que conforman el “Gran Jujuy”, volverán desde las 00 de mañana a la fase 1 del aislamiento.

Agregó que, en el caso del efectivo de la fuerza de seguridad, en cumplimiento de su deber “estuvo en la Quiaca los primeros días de este mes”, donde “durmió en la casa de una familia de allí”, quienes fueron aislados y serán testeados.

Respecto a la hermana, mencionó que la mujer trabaja en la localidad de Perico, por lo que también se tomó la decisión de que dicha jurisdicción vuelva a fase 1.

La detección de los casos, agregó el mandatario jujeño, se logró luego de que el efectivo sintiera “los síntomas de una gripe común” y asistiera a un centro de salud privado de la capital provincial, donde se le realizó el test.  “Hay un árbol de contacto bastante importante”, explicó el Gobernador y detalló que se trabaja arduamente en reconocer contactos estrechos, varios de los cuales ya se encuentran en el hospital de campaña que funciona en la capital provincial.

En ese sentido, señaló que “toda la noche se van a estar haciendo test PCR” y que entre los aislados se encuentran más hermanos de las personas confirmada con coronavirus.

Por otra parte, sobre el resto de las ciudades de la provincia, el gobernador aseguró que seguirán gozando de las mismas habilitaciones que hasta el momento, excepto para hacer turismo interno.

Durante los próximos días en las cuatro localidades habrá fuerte control policial y epidemiológico, como el que ya se ejecuta en La Quiaca, Yavi y Cieneguillas, que desde las últimas horas también se encuentran en fase 1 pero por encontrarse en el cordón fronterizo con Bolivia, donde se ha instalado un preocupante escenario sanitario.

Los dos nuevos casos se suman a los diez ya reportados en la provincia, todos importados, entre ellos tres personas en tránsito y siete jujeños, de los cuales uno falleció.