Coronavirus en la Argentina. En los próximos días abrirán la postulación de voluntarios para probar una vacuna

284

¿Quiere participar de las pruebas de las vacunas de Covid-19 en la Argentina? ¿Le interesa postularse como voluntario para ser uno de los de ciudadanos que pondrán su cuerpo, para ayudar en el desarrollo científico para evitar contraer el virus?

Esté atento. En los próximos días, la Fundación INFANT abrirá una página distinta a la de la fundación con la convocatoria para recibir a los postulantes a las pruebas de la vacuna candidata que experimenta en fase avanzada Pfizer y BionTech.

Será una convocatoria breve. Muy breve, dado que el inicio del ensayo será en agosto. Miles de personas ya se contactaron de manera espontánea para expresar su deseo de participar en este ensayo, que podría ser una salida a la pandemia.

 

“Nosotros intentaremos en el enrolamiento de candidatos reflejar la diversidad de la sociedad argentina, en particular en el AMBA”, explicó Fernando Polack, investigador principal del equipo de Epidemiología que lidera el desarrollo a nivel nacional.

El ensayo, anticipado, buscará incluir no solo a enfermeros, camilleros, médicos y trabajadores esenciales: también a personas mayores, amas de casa y personas que realizan otro tipo de tareas.

A los voluntarios que resulten seleccionados se los someterá a una prueba de Covid-19 antes del ensayo para probar la eficacia en la prevención de la enfermedad. A la mitad se le suministrará la vacuna candidata. A la otra mitad un placebo. No se informará a cada voluntario si se le inyectó placebo o vacuna, por eso se les pedirá que mantengan estrictamente las medidas de cuidado para la población general.

De acuerdo con los ensayos preliminares, la vacuna candidata permite desarrollar un nivel de anticuerpos altos, tan altos como los de los enfermos que se logran recuperar. Este avance se busca comprobar ahora, en el ensayo global, de amplio alcance.

INFANT hizo alianzas con el PAMI, el Gobierno de la Provincia de Buenos Aires, el Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires, OSDE, Siwss Medical, el Sanatorio Güemes y el Hospital Militar.

Allí, en el Hospital Militar, situado en la calle Luis María Campos, de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, se vacunarán a todos los postulantes. Los aspirantes serán trasladados desde distintos puntos del Gran Buenos Aires.

La experiencia científica y las capacidades operativas del equipo Investigador Principal de Epidemiología que lidera Fernando Polack fue una de las razones para hacer el ensayo en la Argentina
La experiencia científica y las capacidades operativas del equipo Investigador Principal de Epidemiología que lidera Fernando Polack fue una de las razones para hacer el ensayo en la Argentina Crédito: Gentileza Pfizer

“Ya hemos recibido muchísimas solicitudes de enrolamiento- dijo Polack. No vamos a poder incorporar a todos pero vamos a tratar de ser lo más amplios y diversos posibles para tener representación de todas las áreas de la sociedad”.

“Una de nuestros compromisos es cuidar a los voluntarios del programa que son el centro de atención y el máximo valor que tiene una tarea como esta, donde nosotros somos parte de la búsqueda de la solución”, destacó el científico.

Dada la gran cantidad de aspirantes a enrolarse como voluntarios, la Fundación INFANT terminará definiéndolos al azar, una vez que esté asegurada la diversidad de los perfiles de los participantes. “El sistema final de la elección, una vez contemplada la representatividad de los grupos, tiene un componente aleatorio- explicó Polack-. Nosotros no podemos decir a dedo quiénes se van a vacunar y quiénes no. Será parte de un proceso de azar”.

Y concluyó: “Si uno está interesado, no hay mucho tiempo para perder. En el curso de 24 horas vamos a estar facilitando un link para las personas que quieran participar en este esfuerzo”.

Un mes, dos aplicaciones

Las personas que sean seleccionadas estarán en contacto permanente con la Fundación INFANT y el Hospital Militar mediante internet y teléfono, y con el equipo médico y el equipo de apoyo que acompañará durante todo el proceso que empezará en agosto.

Incluso a los participantes se los buscará en sus domicilios y se los trasladará hasta las dependencias del Hospital Central cada vez que se aplique una de las dos dosis de la vacuna candidata, que se administra con 21 días de diferencia.

Las pruebas ya iniciadas en fase uno y dos mostraron seguridad ya que no registraron efectos secundarios adversos, más allá de enrojecimiento localizado en el lugar donde se inyectan las dos dosis y fiebre baja, informaron Pfizer y BioNtech.

La dosis de la vacuna candidata que se suministrará a los aspirantes ya fue probada con resultados muy alentadores en 45 postulantes de dos de los países centrales en el desarrollo, según informaron las empresas farmacéuticas.

Polack remarcó la importancia de que la Argentina sea parte de la búsqueda de la solución y no solo un país espectador de un proceso que nos sitúe mucho más lejos de acceder a las soluciones.

Protagonistas de la solución

La elección de la Argentina como primer aliado para el ensayo de pruebas de Covid-19 fuera de los dos países originarios del desarrollo científico es notable. El 85% de las pruebas de este tipo se realizan en los países más desarrollados del mundo. En este caso, la Argentina es aliada de Estados Unidos y Alemania. Ningún otro país de la región está en este programa, al menos por el momento.

Tres razones gravitaron para que los gigantes Pfizer y BioNtech se inclinaran por la Argentina para desarrollar sus pruebas de la vacuna de Covid- 19, según lo informaron a desde las empresas: la experiencia científica y las capacidades operativas del equipo Investigador Principal de Epidemiología que lidera Fernando Polack; la experiencia previa de la Argentina en la realización de estudios clínicos; y el pico de contagios que enfrenta el país en el momento de realizar los ensayos.

Esta etapa se trata de la fase 2b /3 de la vacuna candidata con tecnología ARNm, que actualmente se encuentran en fase 1/ 2 y que el pasado 1° de julio obtuvo datos preliminares positivos en 45 individuos por su seguridad y eficacia.

El primero de los voluntarios para acceder a esta vacuna candidata fue un ciudadano norteamericano. Los laboratorios trabajaron en una primera instancia con 200 personas en Alemania y 370 personas en Estados Unidos. Luego se focalizaron en los resultados de 45 de estos voluntarios.

Ambas empresas declararon previamente que esperan poder comenzar con los estudios fase 2b/3 en agosto, cuando lleguen las aprobaciones regulatorias apropiadas en los mercados globales seleccionados.

El país se suma de esta manera a un ensayo global, que se hará con la suma de 30.000 voluntarios de distintas partes del mundo. La Argentina se une a los voluntarios ya reclutados en Estados Unidos y Alemania, los países de origen donde se desarrolló el avance científico.