Copa Libertadores, el furcio de Pergolini

Confusión total con el rival de Boca

El vicepresidente Xeneize evidenció las consecuencias del largo tiempo sin fútbol argentino.

El vicepresidente de Boca, Mario Pergolini, hablaba esta mañana de la incertidumbre que hay en el club a partir de la fecha inamovible que dispuso la Conmebol para el regreso de la Copa Libertadores. Esto complica la organización en el marco de la imposibilidad de que los equipos viajen con normalidad por el coronavirus, pero en todo momento confundió el rival del Xeneize para la reanudación.

“Dicen que no van a abrir el aeropuerto. Perdón, estoy diciendo algo medio interno, por favor aclárennos qué pasa si no podemos viajar. Venezuela ya dijo que no va a abrir el aeropuerto”, expresó el empresario en su programa Maldición va a ser un día hermoso, emitido por radio Vorterix.

Lo cierto es que Boca tiene que reiniciar su participación en la Copa Libertadores el 17 de septiembre y como visitante, pero de Libertad de Paraguay, en Asunción. Con Caracas, rival del Xeneize en el Grupo H del certamen, el cruce en Venezuela ya se jugó el pasado 3 de marzo en el inicio de la competición (el partido finalizó 1 a 1 con goles de Ramón Wanchope Ábila para Boca y de Robert Hernández Aguado para el local).

Sin embargo, Pergolini insistió: “Nosotros vamos a ir, vamos a cumplir, es nuestro deber y es lo que hay que hacer pero si no puedo llegar, ¿nos van a sacar los puntos? Estamos por mandar una carta para que nos digan qué es lo que va a pasar porque para la fecha que dicen el Aeropuerto Internacional de Caracas está cerrado”.

El conductor expresó además su desconfianza sobre los informes oficiales de Venezuela en el marco de la crisis sanitaria por el COVID-19: “Los estuvimos cuidando (a los jugadores) están encerrados, no entrenamos y ahora los tenemos que llevar a Venezuela donde ni siquiera hay informe… Lo digo con todo respeto, ahora sí estoy hablando como… entiendo claramente el cargo que ocupo, pero es un problema porque la verdad es que no se sabe porque dicen ‘acá están todos bien’ pero ¿quien lo dice?”.